La mecánica atmosférica con 2,0 litros de cilindrada, sorprende por su refinado funcionamiento y bajo consumo.

Si repasamos el listado mensual de matriculaciones en nuestro país, observaremos que uno de los segmentos que mayor crecimiento sostenido ha tenido en los últimos dos años es el de los todocaminos urbanos o SUV de ciudad, como comúnmente los denominamos.

Se trata de vehículos con el aspecto de un pequeño crossover que, en la mayoría de los casos, nunca pisarán una pista de tierra, en el mejor de los casos. Modelos como el Renault Captur, el Peugeot 2008 o el SEAT Arona ocupan los primeros puestos de la clasificación, mes tras mes. Sin embargo, otros modelos como el Mazda CX-3 reclaman su cuota de protagonismo, ofreciendo una oferta mecánica variada y una dotación de serie contundente, como es nuestro caso.

 

Aunque vaya a contracorriente, el motor de gasolina atmosférico, con 2,0 litros de cilindrada, asociado al cambio manual de seis velocidades, es todo un ejemplo de la evolución que han sufrido este tipo de motores en los últimos tiempos. Tanto en ciudad, como alejado de ella, el conductor del Mazda CX-3 disfrutará de un agrado de conducción al alcance de pocos modelos actuales.

Después de su última actualización, llevada a cabo a finales del año pasado, el todocamino urbano japonés añade nuevos motores de ciclo diésel, más equipamiento y detalles estéticos menores, que consiguen modificar la imagen de un vehículo que mide 4,28 metros de longitud y que da cobijo a cinco ocupantes en su interior.

Mazda CX-3 2.0 SKYACTV-G 120 CV 2WD Zenyth 2019

No obstante, el aspecto del Mazda CX-3 2019 apenas varía respecto al modelo anterior al restyling, pero eso no es nada negativo. Sin duda, hablamos de uno de los SUV urbanos con más estilo del panorama actual. Un aspecto moderno reforzado, en nuestro caso, por la adopción de las ópticas principales de LED, las llantas de aleación de 18 pulgadas o el delicado spoiler trasero ubicado en la parte superior de la zaga.

Mazda CX-3 2.0 SKYACTV-G 120 CV 2WD Zenyth 2019

Esa buena sensación se mantiene al acceder al interior, donde el paquete opcional White (1.500 euros) añade algunos detalles significativos, como la tapicería de cuero en color blanco, el ajuste eléctrico del asiento del conductor o el equipo de sonido BOSE con siete altavoces, por citar lo más destacado.

El espacio para las plazas delanteras es convincente, tanto por comodidad como por sujeción del cuerpo. El CX-3 es de esos vehículos que ponen especial atención a 'mimar' al conductor y a los ocupantes, algo que se aprecia en numerosos detalles.

Detrás, dos adultos viajarán con bastante comodidad; sin embargo, un tercer ocupante solo es recomendable para breves trayectos, tanto por espacio como por el diseño de la banqueta. En cualquier caso, los 350 litros de capacidad del maletero refuerzan la sensación de equilibrio y practicidad que transmite el modelo oriental.

Mazda CX-3 2.0 SKYACTV-G 120 CV 2WD Zenyth 2019
Mazda CX-3 2.0 SKYACTV-G 120 CV 2WD Zenyth 2019

Llegamos al capítulo mecánico y aquí, el Mazda CX-3 encuentra a uno de sus mejores argumentos para convencer a los indecisos. De entrada, la creciente corriente antidiésel que ha ganado una legión de adeptos verá con buenos ojos que el vehículo japonés apueste por la gasolina.

También es curioso destacar el hecho de que se apueste por un bloque atmosférico de cuatro cilindros con 2,0 litros de cilindrada; justo lo contrario de la moda imperante en la categoría, donde abundan las mecánicas turboalimentadas, de escasa cilindrada y, en algunos casos, con menos potencia que en el CX-3.

Mazda CX-3 2.0 SKYACTV-G 120 CV 2WD Zenyth 2019

En nuestro caso, el motor de inyección directa de gasolina entrega una potencia máxima de 120 CV a 6.000 rpm y un par motor de 213 Nm a 4.000 vueltas. El sistema de tracción delantera es obligatorio para este motor, quedando reservadas las versiones AWD para el más potente con 150 CV.

Respecto a las prestaciones, anuncia una velocidad máxima de 192 km/h, con una aceleración de 0 a 100 en 9,0 segundos y un consumo, en ciclo mixto de solo 6,2 litros cada 100 kilómetros. Una cantidad de combustible que, en condiciones reales de uso, rondará los 6,5 litros, algo que está muy bien para un vehículo de estas características.

Mazda CX-3 2.0 SKYACTV-G 120 CV 2WD Zenyth 2019

En marcha, el Mazda CX-3 ofrece una notable puesta a punto. La buena insonorización del habitáculo hace juego con el escaso ruido y vibraciones procedentes del motor. Una mecánica que cumple sin más a bajo y medio régimen, pero que cuando la llevamos a la parte alta del cuentavueltas, corroboramos la potencia disponible.

Los 120 CV que desarrolla el motor dan mucho juego con un vehículo que no llega a los 1.200 kilos de peso. Bien es verdad que en terreno desfavorable, como carreteras de montaña con grandes desniveles o trazados repletos de curvas, tendremos que recurrir más de lo habitual al cambio manual de seis velocidades. Sin embargo, eso tampoco es un aspecto negativo, debido al buen tacto y escaso recorrido del selector del cambio. Cambiar de velocidades se convierte en una maniobra casi adictiva.

Mazda CX-3 2.0 SKYACTV-G 120 CV 2WD Zenyth 2019

El conductor disfruta de un puesto de conducción cómodo y ergonómico, con detalles de una categoría superior, como el sistema de proyección de información Head-up Display, el control de velocidad de crucero adaptativo (con el paquete Cruise), la cámara trasera de ayuda al estacionamiento o el sistema de infoentretenimiento con pantalla de 7,0 pulgadas, con reconocimiento de los protocolos Apple CarPlay y Android Auto.

Detalles que se suman al nutrido equipamiento de serie del acabado Zenith, que también incluye el climatizador automático bizona, el acceso y arranque por botón, los sensores de lluvia e iluminación o el sistema de infoentretenimiento con navegador incluido.

Mazda CX-3 2.0 SKYACTV-G 120 CV 2WD Zenyth 2019

Todo por un precio que parte de los 23.450 euros sin descuentos oficiales. Si le aplicamos las rebajas del fabricante, esa cantidad se reduce apreciablemente y el Mazda CX-3 gana, todavía más, en atractivo. Si buscas un SUV urbano con aspiraciones Premium, el modelo japonés responderá a muchas de tus necesidades, te lo aseguro.

Mazda CX-3 Zenith SKYACTIV-G 2.0 122 CV

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, atmosférico, 1.998 cm3
Potencia 122 CV a 6.000 rpm / 213 Nm a 4.000 rpm
Caja de cambios Manual, 6 velocidades
0-100 km/h 9,0 s
Velocidad máxima 192 km/h
Consumo 6,2 l/100 km
Peso en vacío 1.184 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 315 l
Precio base 23.450 euros

Galería: Mazda CX-3 2.0 SKYACTIV-G 120 CV 2WD Zenyth 2019 prueba