El urbano estadounidense ofrece una carrocería de cinco puertas, un buen espacio interior y una mecánica de tres cilindros con un consumo ajustado.

Si estás buscando un vehículo urbano espacioso por dentro y con un aspecto poco convencional en el exterior, que te permita moverte con soltura por la ciudad y enfrentarte a viajes de media distancia sin problemas, el Ford KA+ Active puede ser tu mejor aliado.

Un vehículo relativamente ágil, que se conforma con unos consumos de combustible bastante razonables.

Ford KA+ Active 2018

A pesar de sus reducidas dimensiones, el modelo norteamericano no decepciona, en términos de eficiencia, como demuestra esta prueba. Entre Roma y Forlì, el consumo real del KA+ Active 1.2 de 85 CV ha sido de 4,85 litros cada 100 kilómetros, en los 360 kilómetros de nuestra ruta habitual; o lo que es lo mismo, 20,62 kilómetros por litro. Un dato que traducido a euros supone un coste de 27,9 euros de gasolina (con los precios de Italia).

Está bien situado en la clasificación de gasolina

Sin embargo, para entender los datos obtenidos en un contexto más general, debemos comparar los 4,85 litros cada 100 kilómetros del Ford KA+ Active con los resultados de rivales de las mismas características. De esta forma, el pequeño urbano de la marca del óvalo obtiene una posición intermedia en la clasificación.

Dos competidores directos, como son el Fiat 500C 0.9 TwinAir Turbo 85 CV y el Fiat Panda 1.2 City Cross, se quedan ligeramente por detrás, con sus 5,00 litros cada 100 kilómetros (20 kilómetros por litro), así como el smart fortwo 70 twinamic (5,20 litros cada 100 kilómetros o 19,2 kilómetros por litro).

Sin embargo, encontramos otros rivales con mejores registros que el KA+. Por ejemplo, el Ford Fiesta 1.0 EcoBoost 100 CV y el Volkswagen Golf 1.0 TSI 110 CV, ambos con 4,00 litros cada 100 kilómetros (25 kilómetros por litro). O los líderes de la categoría, como son los Suzuki Celerio 1.0 y Peugeot 108 PureTech 82, con 3,65 litros cada 100 kilómetros (27,4 kilómetros por litro) y 3,70 litros cada 100 kilómetros (27 kilómetros por litro), respectivamente. Dos modelos inalcanzables para el Ford KA+.

Ford KA+ Active 2018

Conducción elevada y mucho espacio para la cabeza

Entre los méritos del Ford KA+ Active, además de la carrocería 2,3 centímetros más elevada que la de un KA+ convencional, lo que le ayuda a sortear con destreza los baches de la jungla urbana, también se apoya en una notable dinámica de conducción, ágil y capaz de transmitir mucha seguridad al conductor, incluso en carreteras de doble sentido y autopistas.

Tampoco debemos pasar por alto el sistema de entretenimiento SYNC 3, que incluye los protocolos de conectividad Apple CarPlay y Android Auto. El admirable espacio interior, para un vehículo de este tamaño, y la apreciable luminosidad interior, también refuerzan la sensación de comodidad.

El nuevo motor de gasolina, de aspiración atmosférica y tres cilindros, declara una cilindrada de 1,2 litros. No es especialmente brillante y, al principio, parece algo reacio a entregar los 85 CV de potencia que declara oficialmente. Este aspecto influye, claramente, en el objetivo de conseguir unos consumos tan ajustados.

El automóvil sometido a la prueba estaba equipado con pintura metalizada (650 euros), el paquete que engloba el mencionado sistema multimedia SYNC 3, con pantalla táctil de 6,5 pulgadas y climatizador (600 euros) y City Pack (480 euros), por citar los extras más destacados. Este modelo tiene un precio de partida de 12.400 euros sin descuentos. Con todas las promociones posibles, esa cantidad se reduce hasta los 10.824 euros.

Ford KA+ Active 2018

La ciudad no es buena para el consumo

El único momento en que el Ford KA+ Active 1.2 de 85 CV muestra sed de gasolina, superior a la media, es en el denso tráfico de Roma, como demuestran los 9,0 litros cada 100 kilómetros de consumo medio (11,1 kilómetros cada litro). Una tendencia que cambia, radicalmente, en un uso mixto, urbano con carreteras de circunvalación, donde el consumo se reduce hasta los 5,7 litros cada 100 kilómetros (17,5 kilómetros por litro), de media.

Una cifra que, en carreteras de doble sentido, aumenta ligeramente, hasta los 6,5 litros cada 100 kilómetros (15,3 kilómetros por litro). La suma de todos los valores del pequeño Ford da como resultado un consumo promedio ajustado de 4,1 litros cada 100 kilómetros (24,4 kilómetros por litro).

Datos

Coche: Ford KA+ Active 1.2 85CV Start&Stop
Precio base: 12.400 euros (en España)
Día de la prueba: 26/10/2018
Meteorología: Soleado, 24°
Precio del carburante: 1,598 euros/l (gasolina)
Kilómetros del test: 1.000
Kilómetros totales al inicio del test: 1.924
Velocidad media en el trayecto Roma-Forlì: 79 km/h
Neumáticos: Goodyear Assurance Triplemax - 185/60 R15 84H

Consumo

Media 'real': 4,85 l/100 km (20,62 km/l. Media entre ordenador y surtidor)
Ordenador de a bordo: 4,90 l/100 km
En el surtidor: 4,80 l/100 km

Datos económicos

Gasto 'real': 27,90 euros
Gasto mensual: 62,00 euros (800 kilómetros al mes)
Distancia con 20 euros: 258 kilómetros
Distancia con el depósito lleno: 866 kilómetros

Galería: Ford KA+ 2018