La puesta al día del coche urbano de Ford llega con un nuevo diseño y una variante con ciertos rasgos estéticos de SUV, conocida como Active.

Lanzado al mercado durante el año 2016, este coche urbano llegó a los concesionarios para sustituir al KA convencional, que nació en 2008 y compartía plataforma con el Fiat 500. Sin embargo, apenas tras dos años con nosotros, la marca ha decidido que ya es hora de experimentar su primer restyling.

Así, en una maniobra parecida a la que la firma del óvalo ha llevado a cabo con el EcoSport, el Ford KA+ 2018 se pone al día, con un diseño completamente renovado y una nueva variante con cierto aire todocamino. 

Más noticias y pruebas sobre el Ford EcoSport 2018:

Ford KA+ 2018

Mismo espacio, nuevo diseño

Aunque no se han anunciado las dimensiones exactas, todo hace pensar que se mantendrán acorde a las del modelo que todavía sigue a la venta, con 3,93 metros de largo, 1,70 de ancho y 1,52 de alto. Por tanto, esperamos la misma habitabilidad y un maletero cifrado en 270 litros (849, si se abaten los respaldos de los asientos posteriores).

Respecto al diseño, los mayores cambios los encontramos en la parte frontal, que estrena parrilla, paragolpes, grupos ópticos y faros antiniebla. Por dentro, la principal novedad es la adopción del sistema multimedia SYNC3, con pantalla táctil de 6,5 pulgadas y protocolos de conectividad Apple CarPlay y Android Auto. 

Bajo la carrocería, ahondando en lo que no se ve a primera vista, anuncia una nueva puesta a punto de la suspensión, acorde a los conductores europeos, con cambios en los amortiguadores, muelles y barras de torsión. 

Ford KA+ Active 2018
Ford KA+ Active 2018

Essential, Ultimate y Active

Esos son los tres acabados que anuncia para su llegada al mercado, prevista para la última parte del año. Eso sí, antes de que llegue ese momento, esperemos poder echarle un vistazo de cerca en el salón de Ginebra.

Centrándonos en la terminación Active, la más vistosa de todas, cuenta con algunos elementos distintivos, como los paragolpes, los pasos de rueda, las protecciones que envuelven la carrocería, la suspensión elevada en 18 milímetros, las llantas de aleación de 15 pulgadas o la pintura bronce metalizada, que recibe el nombre de Canyon Ridge.  

Ford KA+ Active 2018

Tres opciones mecánicas

Si hablamos de motores, el Ford KA+ 2018 cuenta con dos variantes del nuevo motor tricilíndrico de gasolina 1.2 Ti-VCT, con 70 y 85 CV, así como con el turbodiésel 1.5 TDCi, con 95, también novedad en la gama. En todos los casos, se asocian a una caja de cambios manual, de cinco marchas.

¿Y los precios? Aún no se han anunciado para nuestro mercado, aunque, para Alemania, parece que las cifras arrancarán en 9.990 euros. 

Otras noticias de Ford:

Galería: Ford KA+ 2018