La guerra que enfrenta a Audi, BMW y Mercedes-Benz no tiene fin. Y el nuevo RS 3 2017 es el arma definitiva de Audi para la batalla.

Convertir un coche en una máquina con doble personalidad no es nada nuevo. El Volkswagen Golf GTI es el ejemplo que demuestra lo acertado de esta idea. Y por supuesto, siempre hay alguien dispuesto a probar y perfeccionar esta fórmula.

Todos estamos acostumbrados a la existencia de los BMW M3 y Audi RS 4 Avant. Sin embargo, un peldaño más abajo, ha surgido una categoría que ha cambiado las reglas del juego: aquella en la que militan los Audi RS 3, BMW M2 Coupé y Mercedes-AMG A 45 4MATIC. Y es que, gracias a la electrónica actual, los coches más pequeños pueden ser tan rápidos, potentes y efectivos como sus hermanos mayores.

Este Audi RS 3 Sedan 2017 es, en gran medida, una evolución del modelo de 2015. Bajo el capó, encontramos el mismo propulsor turboalimentado de gasolina 2.5 TFSI, con cinco cilindros, asociado a la tracción total quattro y a la caja de cambios automática S tronic, de siete velocidades. Pero, ahora, la potencia se ha incrementado de los 367 a los 400 CV, lo que significa que está por delante de los BMW M2 de 370 CV y Mercedes-AMG A 45 4MATIC de 381 CV.

Audi RS3 2017: primera prueba
Audi RS3 2017: primera prueba
Audi RS3 2017: primera prueba
Audi RS3 2017: primera prueba

La dinámica también se ha mejorado, gracias un motor que resulta 26 kilos más ligero. Pero si piensas que por los 59.860 euros que cuesta te vas a llevar el Audi RS 3 Sedan 2017 perfecto, te equivocas. Hay unas cuantas opciones que deberías añadir a la ecuación, para realizar una compra redonda.

Audi RS 3 Sedan 2017: primeras impresiones

Desde mi punto de vista, el Audi RS 3 Sedan 2017 es un automóvil excepcional por diseño. Los detalles en negro de los espejos, la parrilla y el paragolpes le aportan un aspecto oscuro, casi siniestro, que se acentúa gracias las enormes tomas de aire que hay bajo los faros principales.

Audi RS3 2017: primera prueba

En la trasera, un paragolpes con el difusor trasero integrado, junto al sutil alerón, aportan el toque racing. Lo que tal vez resulte algo discreto, comparado con todo el conjunto, son las llantas de aleación de 19 pulgadas.

El Audi RS 3 Sedan siempre ha sido más equilibrado que cualquiera sus rivales: rápido, con clase y un precio razonable… Virtudes que se hacen extensibles a la pantalla de 12,3 pulgadas de la instrumentación digital Audi virtual cockpit, sin duda, la mejor que hay en el mercado.

En esta ocasión, Audi ha incorporado un menú especial, denominado RS, en el que el cuentavueltas es el protagonista. Además, el conductor puede configurar varios indicadores a su alrededor: fuerzas G, potencia utilizada, par máximo del motor…

Está claro que la instrumentación digital es una herramienta imprescindible. Por lo demás, el interior destaca por ofrecer espacio para transportar a cuatro ocupantes sin problemas. Y los asientos deportivos RS tapizados en Nappa, que lleva nuestra unidad, proporcionan una sujeción excelente.

Audi RS 3 2017: ¿es divertido de conducir?

El turbocompresor sopla a 1,35 bares de presión y, aunque hay un poco de lag al comenzar a acelerar, lanzado, alcanzarás el corte de inyección con una sensación similar a la que tendrías si una pared de hormigón te envistiese por detrás.

Audi RS3 2017: primera prueba
Audi RS3 2017: primera prueba
Audi RS3 2017: primera prueba

De hecho, si utilizas la función de control de arranca, una vez que des rienda suelta a los 400 CV del motor, lo más probable es que los pasajeros se compriman contra el asiento mientras lanzan improperios. Su aceleración de 0 a 100 k/h en 4,1 segundos, lo dice todo.

La transmisión automática de doble embrague S tronic, con siete velocidades, forma un gran equipo con este motor. Admitámoslo, Audi ha hecho un gran trabajo en la puesta a punto del conjunto motor-caja de cambios en el  Audi RS 3 Sedan. El conductor puede percibir exactamente cuando va a cambiar de marcha, tanto en conducción deportiva como en ciudad.

De hecho, las levas tras el volante suelen ser un sinónimo de diversión, pero, honestamente, hay suficientes opciones en el control dinámico de la conducción como para olvidarse de ellas y dejar que la electrónica se encargue de cambiar de marcha.

Por otro lado, en un Audi RS 3 Sedan es obligatoria una buena banda sonora y Audi ha hecho un buen trabajo en este apartado. Cinco clindros, con un orden de encendido 1-2-4-5-3, es una receta más que suficiente para conseguir un sonido con carácter. Pero, con el sistema de escape en posición deportiva, el sonido es simplemente sublime. Si un RS 3 Sedan 2017 pasa a tu lado cerca del corte de inyección, sentirás un hormigueo en tu columna vertebral.

Si un RS 3 Sedan 2017 pasa a tu lado cerca del corte de inyección, sentirás un hormigueo en tu columna vertebral.

La última evolución del sistema de tracción total quattro incluye un embrague multidisco aligerado, con la cualidad de repartir el par que llega al eje trasero entre ambas ruedas. Es sorprendente la capacidad de este Audi para ser un coche excelente en ciudad y, a la vez, brillante en carreteras de montaña. 

Eso se traduce en una absurda capacidad para abordar curvas a ritmos endiablados con total facilidad. Llega a una curva, frena a fondo, gira y acelera… y luego repite la operación mirando el velocímetro y comprobarás que lo hace a velocidades indecorosas. Lógicamente, el ESP aporta un plus de seguridad, y el sistema de tracción total dota de gran agilidad a la trasera.

Hay opciones que llevan al Audi RS 3 Sedan 2017 a una dimensión superior, como los discos de freno carbocerámicos, o la suspensión adaptativa Magnetic Ride. Incluso, puede equipar un limitador electrónico de velocidad más permisivo, que permita incrementar la velocidad punta de 250 km/h a 280.

Audi RS 3 2017, ¿por qué debería comprarlo?

Audi RS3 2017: primera prueba

El primer punto es estar convencido de que los brillantes Volkswagen Golf R o Ford Focus RS no son lo suficientemente buenos para ti. Es cierto que son coches excelentes, pero con el Audi RS 3 Sedan 2017 te moverás en una dimensión diferente de la clase y la calidad percibida.

Y tal vez estés en desacuerdo. Puede que le falte algo de la crudeza del Mercedes-AMG A 45 4MATIC, o la habilidad en circuito de un BMW M2, que en mi opinión, es el mejor modelo de esta categoría por un mínimo margen.  

La capacidad de este Audi para recorrer grandes distancia a gran velocidad, con total seguridad y un nivel de diversión bastante elevado hace que sea un producto digno de ser codiciado. Y, en caso de dotarlo con la suspensión adecuada, puede ser el coche perfecto para llevar a los niños al colegio… o una locomotora de alta velocidad en autopista.

Más información sobre Audi en Motor1.com:

Forma parte de algo grande