¿Cómo se imaginaban los rusos el futuro de la movilidad a finales de los 90? El Lada Rapan nos puede dar una idea. Este extraño prototipo del año 1998 no consiguió despertar el interés esperado ni entre el público ni entre las grandes empresas rusas, en cuyo apoyo Lada confiaba mucho para popularizar el posible modelo de serie.

Así pues, el Rapan se quedó en la fase de prototipo, aunque su forma sigue siendo una de las más extrañas jamás vistas en el mundo del automóvil, ¿no crees?

Un experimento 'alienígena'

El coche fue construido por el departamento de investigación y desarrollo de AvtoVAZ en Togliatti (Rusia), con unas líneas decididamente originales, en una carrocería dominada por extrañas nervaduras que envolvían toda la sección delantera, dando al coche un aspecto casi propio de otro planeta.

Lada Rapan Concept (1998)

Lada Rapan Concept (1998)

Aparte del estrambótico diseño, sin embargo, las dimensiones eran (casi) correctas para la ciudad, con una longitud de 3,49 metros y una anchura de 1,43.

En este último punto, sin embargo, hay que tener en cuenta que los enormes retrovisores añadían casi 50 cm a la anchura del coche, elevando la cifra a 1,92 metros (prácticamente lo mismo que un BMW Serie 7 moderno). Por último, la altura era de 1,61 metros, mientras que la distancia entre ejes ofrecía unos impresionantes 2,91.

Prestaciones del concept eléctrico

La cadena cinemática estaba formada por una batería de níquel e hidruro metálico (de capacidad no especificada) y un motor eléctrico de 25 kW. Según los datos facilitados por Lada en su momento, el Rapan podía recargarse en un enchufe de 220 V y alcanzar una velocidad máxima de 90 km/h.

Lada Rapan Concept (1998)

Lada Rapan Concept (1998)

Se desconoce la autonomía que declaraba, aunque podríamos imaginar un máximo de 50-70 km. Las cifras de aceleración no eran precisamente emocionantes (también influían los 1.500 kg de peso total del coche), con un 0-30 km/h cubierto en 5 segundos y un 0-60 km/h en 14 segundos.

Probablemente, también en parte por estas cifras, el extraño Rapan no consiguió ganarse el corazón de los clientes y posibles inversores en su momento.

Galería: Lada Rapan Concept 1998