Por mucho que a los entusiastas les encante la idea de un nuevo MR2 o de un Celica moderno, Toyota no puede justificar, por sí sola, una inversión de este tipo para un producto de nicho. De hecho, cabe recordar que los GR86 y Supra surgieron de las asociaciones con Subaru y BMW, respectivamente. 

Si se establecieran más acuerdos de este tipo, Toyota estaría encantada de ampliar su nómina deportiva. En declaraciones a los medios de comunicación australianos, Tomoya Takahashi, presidente de Gazoo Racing, ha afirmado que están estudiando más coches pasionales. 

Sin embargo, la marca ha hecho números y las cuentas no le salen: "El mercado de coches deportivos se reducirá en el futuro. No podemos mantenerlos como una sola marca, Toyota. La colaboración entre fabricantes aumentará en el futuro", aseguró Takahashi.

2024 Toyota Supra Edición 45º Aniversario

La empresa aún no ha decidido con quién unirá sus fuerzas, así que es poco probable que se lance un nuevo deportivo en los próximos años. En octubre de 2023, el presidente de Toyota, Akio Toyoda, insinuó la vuelta del Celica. Sin embargo, aun en el caso de que se esté desarrollando, la ausencia de fotos espía sugiere que faltan varios años para su lanzamiento al mercado.

Es más, se habla de que el próximo Toyota GR podría ser un SUV de altas prestaciones para las familias más dinámicas. Ahora sólo toca estar atentos a los próximos movimientos de la compañía.

Será interesante ver si Toyota, el mayor fabricante de automóviles del mundo, une fuerzas con Mazda, puesto que ambos (además de Subaru) ya colaboran para intentar salvar los motores de combustión interna. De hecho, Toyota tiene una participación del 5% en Mazda, por lo que un esfuerzo conjunto no sería una sorpresa.

2024 Toyota GR86 AE86 Edición 40 Aniversario (JDM)

No olvidemos que Mazda fabricó el 124 Spider, basado en el MX-5, para Fiat, por lo que la compañía nipona podría estar interesada en compartir costes una vez más. ¿Qué te parecería la unión entre los dos fabricantes asiáticos?

De acuerdo, nos movemos en el campo de las especulaciones, pero nos alegramos de que Toyota no renuncie a fabricar deportivos. El GR Yaris acaba de recibir un restyling de mitad de ciclo y el Supra podría estar a punto de ofrecer la versión GRMN, más picante, con potencia adicional.