Se acerca un Toyota Supra aún más potente y rápido. Adoptará las siglas GRMN (Gazoo Racing Masters of the Nürburgring), es decir, las reservadas a los modelos deportivos más exclusivos producidos por la compañía japonesa, y será un biplaza realmente especial.

Esperado para 2024, dispondrá de un motor de origen BMW con el que podría alcanzar los 500 CV, nada menos. Vamos a contarte diversos detalles del vehículo y, sobre todo, te mostramos un render que anticipa la estética del vehículo. 

Configuración para circuitos

Nuestra recreación se basa en fotografías y vídeos espía obtenidos durante las últimas semanas. Al igual que la unidad de pruebas cazada, 'nuestro' Toyota Supra GRMN digital se distingue por un aspecto aún más deportivo: paragolpes frontal con entradas de aire más grandes, un marcado splitter de carbono y también apéndices laterales para estabilizar el automóvil a altas velocidades.

Toyota Supra GRMN, render de Motor1.com

Toyota Supra GRMN, render de Motor1.com

También son evidentes en el GRMN unas llantas de aleación específicas, montadas sobre neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 (al menos en los prototipos), nuevas taloneras de carbono y vías más anchas para ganar aplomo y también presencia en las carreteras y circuitos. La altura libre al suelo podría verse reducida.

Por último, en la zaga encontramos un alerón de grandes dimensiones, quizás con posición variable, derivado del mundo del automovilismo. Por supuesto, no deberían faltar una doble salida de escape ni un difusor bien trabajado desde el punto de vista aerodinámico.

Con toda probabilidad, el Supra más potente de todos podrá contar con un interior ligeramente personalizado, con asientos deportivos y gráficos específicos en la instrumentación, junto con algún que otro detalle. 

¿B58 o S58?

En cuanto al motor, Toyota aún no ha revelado detalles específicos. De momento, por tanto, los rumores se dividen entre los que piensan que la compañía japonesa seguirá adoptando el bloque B58, con 3,0 litros, seis cilindros en línea y un turbocompresor, y los que piensan que el Supra GRMN dará el gran salto adoptando la unidad S58 de los M2, M3 y M4, con la misma arquitectura, pero con dos turbos.

Toyota Supra GRMN 002

Toyota Supra GRMN, foto espía en Nürburgring

Os recordamos que, actualmente, el GR Supra utiliza el B58 de 340 CV, que sigue siendo más que suficiente para obtener unas prestaciones de primer nivel, con un 0 a 100 en apenas 4,3 segundos y una velocidad máxima autolimitada a 250 km/h. 

Este bloque B58 existe en BMW con 374 CV, pero quizá no sea un aumento de potencia suficiente para los ingenieros de Toyota. Por eso, tiene sentido la adopción del S58 para alcanzar una cifra de entre 450 y 500 CV. De momento, son conjeturas con sentido, pero no hay nada oficial, así que toca esperar unos meses más. 

Galería: Toyota Supra GRMN, render de Motor1.com