Los SUV de línea coupé son cada vez más habituales en todo tipo de fabricantes, sobre todo en los premium, y esa tendencia continuará con, por ejemplo, el nuevo Audi Q6 e-tron Sportback, previsto entre finales de 2024 y principios de 2025.

La versión deportiva del SUV eléctrico de la marca alemana seguirá el estilo de su 'hermano' mayor, el Q8 e-tron Sportback. Líneas más elegantes y curvas, pues, que hemos querido anticipar en nuestra recreación exclusiva.

Imponente y sinuoso

Empecemos por lo que no cambiará: el frontal. La parrilla completamente cerrada, los estilizados faros horizontales y el paragolpes se mantienen sin variación, dotando al Audi Q6 e-tron Sportback de una enorme presencia en las carreteras.

En cambio, sí se modificará la zaga, con una luneta trasera inclinada que termina en una especie de 'cola', tal y como sucede en el Q8 e-tron Sportback. Este diseño debería aumentar la longitud en un puñado de centímetros, hasta los 4,8 metros (el Q6 e-tron mide 4,77).

Los laterales también podrían cambiar, con algunas líneas de tensión más marcadas, destinadas a dar un aspecto más deportivo y pasional, aunque queda por confirmarlo cuando se presente oficialmente el vehículo.

Audi Q6 e-tron Sportback renderizado por Motor1.es

Audi Q6 e-tron Sportback, render Motor1.com

En cuanto al interior, poco o nada debería haber diferente, al menos en términos de diseño. Es casi seguro que el techo inclinado robará algo de altura en las plazas traseras y reducirá el volumen del maletero, que caerá por debajo de los 526 litros registrados en el Q6 e-tron.

Una caída del techo que será más acusada a partir del pilar C, con el fin de que los ocupantes posteriores también puedan ser personas altas y, de este modo, no empeorar el componente práctico en el SUV premium. 

<p>Audi Q6 e-tron, el interior</p>

Audi Q6 e-tron, interior

<p>Audi Q6 e-tron, el maletero</p>

Audi Q6 e-tron, maletero

¿Algunos caballos extra?  

El Audi Q6 e-tron Sportback se basará en la plataforma PPE (desarrollada conjuntamente con Porsche), con versiones de tracción total y propulsión trasera, y baterías de 79 o 95 kWh netos. Las potencias oscilarán entre 326 y 516 CV, reservándose esta última para el SQ6 e-tron Sportback, la opción más potente. 

No nos sorprendería, sin embargo, la llegada de una versión con aún más potencia, el Audi RS Q6 e-tron Sportback, pero de momento no hay nada oficial (aunque nos encantaría su aterrizaje, la verdad sea dicha).

Galería: Audi Q6 e-tron Sportback, render Motor1.com