El BMW X3 es uno de los SUV más apetecibles del segmento. Ya sea por su calidad de acabados, el rendimiento de sus motores o el comportamiento dinámico, el modelo bávaro es capaz de satisfacer a un gran número de clientes.

Si le sumamos un equilibrio general muy conseguido, no es de extrañar que nos encontremos ante uno de los mayores rivales de los Alfa Romeo Stelvio, Audi Q5, Jaguar F-PACE, Mercedes-Benz GLC o Volvo XC60.

Galería: BMW X3 2024

Eso sí, tal y como ha ocurrido en los BMW X1 y BMW X2, el actual BMW X3 dará paso en los próximos meses a una nueva generación. Pero hasta que llegue ese momento, en Motor1.com queremos amenizar la espera con un tema muy curioso.

Conoce el BMW X3 2024

Como bien sabes, una de las versiones más apetecibles del BMW X3 es el diésel Mild Hybrid xDrive30d; rinde 286 CV y 650 Nm de par máximo entre 1.500 y 2.500 rpm. Para transmitir semejante potencial con la máxima efectividad, recurre a una caja de cambios automática de ocho relaciones Steptronic con convertidor de par y al sistema de tracción total xDrive.

BMW X3 2024

El BMW X3 xDrive30d con 286 CV ofrece una brutal relación entre prestaciones y consumos. De hecho, con el motor de 3,0 litros y seis cilindros, el SUV acelera de 0 a 100 km/h en sólo 5,7 segundos, alcanza 245 km/h de velocidad punta y homologa un consumo de 6,2 litros cada 100 km, según el ciclo WLTP.

Sin duda, unos registros más que respetables para este modelo de 4,7 metros de largo y 2.010 kg. Pero ahora llega lo más impactante: el BMW X3 2024 también tiene otra versión xDrive30d… ¡con menor potencia! No se trata de un error: poseen idéntico nombre en su portón.

BMW X3 2024

Fijándonos en el mercado italiano, este modelo añade la variante xDrive30d con 249 CV. Aquí no varía la cifra de par máximo, pero la aceleración se efectúa en 5,9 segundos y llega hasta 235 km/h. Además, homologa el mismo gasto combinado que el xDrive30d con 286 CV.

Para concluir este misterioso caso, los nuevos BMW X3 xDrive30d 2024, con 249 y 286 CV, coinciden en el precio: ambos cuestan 70.400 euros en el país transalpino. De momento, no sabemos las causas de esta decisión, aunque podría apuntar a un tema impositivo, favoreciendo a los clientes que se decanten por la versión de menor potencia.