Poco a poco, parece que el panorama del coche eléctrico empieza a aclararse, al menos, para el consumidor final, que ahora mismo nada en un mar de dudas. Noticias como la siguiente sólo hacen confirmar la teoría que muchos llevan defendiendo desde hace tiempo: el coche eléctrico tendrá que ser accesible antes o después, pero tendrá que serlo.

Nuestro compañeros de Motor1.com Brasil se han hecho eco de lo que ellos denominan como una 'bomba' y es que el BYD Dolphin Mini, un vehículo que todavía no se vende en Europa, costará en su país 99.800 reales (unos 18.600 euros), según los concesionarios.

En la recta final de su lanzamiento, el coche eléctrico más barato de BYD debe causar una revolución en el mercado, rompiendo por primera vez la barrera de los 100.000 reales y afectando de lleno al precio de otros modelos superventas con motor térmico en el país sudamericano: los Hyundai HB20, Chevrolet Onix o Volkswagen Polo. 

Uno de los principales estrenos del año, el BYD Dolphin Mini, llegará al mercado brasileño a un precio más accesible, como parte de un paquete que incluye una construcción moderna, tecnología, seguridad y una amplia gama de equipamientos, siendo el primer coche eléctrico de muchos por llegar. 

Galería: BYD Dolphin Mini

El estreno está previsto para los últimos días de febrero (aún no se ha anunciado la fecha oficial) y el urbano eléctrico ya está camino de los concesionarios.

Se posicionará por debajo del Dolphin, actualmente el coche eléctrico más vendido del país sudamericano, y con la misma propuesta de arquitectura eléctrica específica y de alta eficiencia energética combinada con un precio más asequible que la media del mercado que ha hecho famoso a su hermano mayor. 

En cuanto a dimensiones, el Dolphin Mini mide 3,78 metros de longitud, con una batalla de 2,50 metros. BYD ha aprovechado al máximo esta distancia entre ejes acortando los voladizos, una ventaja de los coches eléctricos construidos sobre una plataforma específica.

BYD Dolphin Mini - painel

Dos versiones 

Según la información recibida de los concesionarios, el BYD Dolphin Mini se lanzará en Brasil en dos versiones: la versión de entrada por R$ 99.800 (18.600 euros al cambio actual) y la más equipada con una batería más grande por R$ 114.800 (21.485 euros).

También disponemos de información de que el urbano eléctrico sólo se ofrecerá en la variante de cuatro plazas al principio, y que el modelo de cinco plazas llegará más adelante. 

BYD Dolphin Mini

La principal diferencia entre las dos versiones es la batería: con una capacidad de 30 kWh en la primera y 38,8 kWh en la segunda. La autonomía varía entre 300 km y 400 km según el ciclo de homologación chino (en Europa deberían ser cifras un poco más bajas). La velocidad máxima es de 130 km/h, siempre equipado con el motor eléctrico que produce 55 kW (75 CV) de potencia y 146 Nm de par motor.

Uno de los aspectos más destacados del Dolphin Mini es que viene con algunos elementos de segmentos superiores que sus rivales no tienen. Puede tener control de velocidad de crucero adaptativo, asistente de mantenimiento de carril y frenada automática de emergencia, entre otros. Además puede equipar cuatro o seis airbags, dependiendo del acabado. 

De momento, es todo lo que te podemos contar sobre este interesante modelo. No está confirmada su llegada a Europa, al menos por ahora, pero sería una opción más que positiva dentro del panorama de modelos eléctricos actuales, al tiempo que, de llegar, rebajaría el precio de acceso a la movilidad eléctrica de muchos potenciales clientes.

A finales de febrero, cuando se produzca su estreno comercial en Brasil, dispondremos de más datos sobre este vehículo y podremos actualizar la información. Permanece atento.