En junio de 2023, Thomas Schäfer, consejero delegado de Volkswagen, anunció sus planes de suprimir varios modelos de menor volumen para centrarse en vehículos más populares. El directivo mencionó específicamente el Arteon, pero no dijo cuándo sería su final. Ahora ya sabemos que ha desaparecido. 

A través de un correo electrónico a Motor1.com, una fuente de Volkswagen confirmó que el último Arteon sedán se ensambló en 2023. Martin Hube, portavoz del Arteon, el Passat, el Touareg y el próximo ID.2, explicó que la planta de Emden (Alemania) ya no fabrica la berlina. Por suerte, el familiar o Shooting Brake sigue produciéndose en la fábrica de Osnabrück.

Volkswagen Arteon Shooting Brake R

Reemplazado por el ID.7

Este modelo familiar continuará su trayectoria hasta el año 2026, pero la berlina ha corrido la misma suerte que el Passat de tres volúmenes. De hecho, igualmente, de este último modelo sólo se comercializa el wagon o Variant. 

Tanto el Arteon como el Passat tienen su sustituto en el ID.7 eléctrico, con motor de 286 CV y, en la actualidad, con un máximo de 620 km de autonomía. Su precio en España comienza en 62.740 euros. 

Como bien sabes, el renovado Golf será el último de combustión, pues la novena generación empleará sólo motores eléctricos. Lo mismo ocurre con la actual generación del Tiguan y el T-Roc. El plan de Volkswagen es fabricar y vender únicamente vehículos 'a batería' en Europa a partir de 2032. 

Volkswagen: reducción de costes

Eso sí, en China, Volkswagen tiene otros planes muy diferentes. El nuevo Magotan es básicamente el Passat con un aspecto diferente y se venderá junto con el CC, el nombre local del Arteon.

De cara al futuro, la empresa quiere reducir el tiempo de desarrollo de un coche nuevo de 50 a 36 meses sin sacrificar la calidad. Esta decisión forma parte de un plan más amplio de reducción masiva de costes. Junto con el Arteon, Volkswagen también suprimirá el T-Roc Cabrio tras una sola generación.

Veremos si aguantan las berlinas en la era eléctrica, pues a pesar de ser mucho mejores en el plano aerodinámico y ofrecer mayores autonomías que los SUV, están lejos de ser los coches más demandados por los clientes.