Volkswagen celebra el 50 cumpleaños del Golf en 2024. Un nombre que se ha estampado en 37 millones de vehículos hasta la fecha. Pero el camino hasta convertirse en un superventas no estaba en absoluto predeterminado.

Volkswagen no se limitó a sacar un conejo de la chistera, sino que dispuso de varias opciones en forma de diversos concept car. Ahora, casi por sorpresa, hemos conocido uno de ellos, que además está expuesto al público.

A finales de los años sesenta ya se había empezado a trabajar en Wolfsburg en un sucesor del Volkswagen Escarabajo. Se crearon varios proyectos, entre ellos el EA 266 con motor central, en el que Porsche desempeñó un papel destacado. En esta época, había muchos indicios de que el EA 266 pasaría a la producción en serie como heredero del Escarabajo.

Galería: Volkswagen EA 276 (1969) y Volkswagen Golf I (1974)

¿Se puede considerar el primer Volkswagen Golf?

Sin embargo, el engorroso mantenimiento del motor, el complicado comportamiento en la conducción llevado al límite, los factores de coste y, por último pero no menos importante, un cambio de jefe en la cúpula de la empresa llevaron el proyecto a un abrupto final en 1971.

Los tanques Leopard aplastaron casi todos los 50 vehículos de preserie, cuando se suponía que la serie piloto estaba a punto de comenzar. En resumen, unas cuantiosas pérdidas para Volkswagen, que se valoró en una cantidad de tres dígitos, en millones de marcos alemanes.

El EA 276 de 1969 ya mostraba muchas características del exitoso modelo posterior, como el motor delantero con tracción delantera o la zaga con un gran portón trasero. Bajo el capó, sin embargo, seguía estando el conocido motor bóxer del Beetle con refrigeración por aire; la clave se centraba en la fiabilidad y los bajos costes de desarrollo.

Sin embargo, esta tecnología tenía los días contados: el primer Volkswagen Gol para Brasil, en 1981, se basaba en un concepto similar y tenía el motor de un Beetle bajo el capó en la parte delantera.

VW EA 276 (1969) und VW Golf I (1974)
VW EA 276 (1969) und VW Golf I (1974)

El diseño del EA 276 era todavía bastante rudimentario, por lo que Volkswagen buscó ayuda en Italia. Tras una gira por el Salón del Automóvil de Turín de 1970, se contrató a Giorgetto Giugiaro (Italdesign), responsable de varias innovaciones interesantes. Se le encomendó la tarea de diseñar el EA 337, que (con algunas concesiones) se convirtió en el Golf.

Para marcar el inicio del año del aniversario, Volkswagen ha expuesto el Golf I en el Salón del Automóvil Clásico de Bremen, conmemorando así el comienzo de la revolución automovilística en 1974.

La presentación en la feria se complementó con el exclusivo estudio EA 276, el predecesor del Golf, desarrollado en Wolfsburg. El Golf de serie amarillo brillante y el estudio rojo anaranjado se han podido ver entre el 2 y el 4 de febrero en la cita de Bremen.