La tracción a las cuatro ruedas es útil para proporcionar motricidad adicional al circular por una carretera nevada, pero hay que conducir con precaución porque el agarre lateral es escaso, independientemente del número de ejes motrices.

Este conductor de un Subaru WRX en Nueva York aprendió una importante lección sobre los límites de la tracción total después de perder el control y chocar de frente contra un quitanieves. De hecho, el coche acabó partido por la mitad. 

En el perfil de X (antes Twitter) del Departamento de Transporte del Estado de Nueva York se pueden ver las escalofriantes imágenes de la cámara del quitanieves como advertencia a otros conductores sobre cómo no actuar en una carretera nevada.

 

¡Vaya impacto!

El vídeo se inicia cuando el WRX comienza a adelantar a un camión y no se da cuenta de que no hay espacio entre él y la quitanieves que se aproxima. El coche choca contra ella, provocando una 'explosión' de escombros.

El clip termina con la quitanieves parando en el lado derecho de la carretera, aunque Erik Ghiraduzzi publicó fotos del accidente en X (abajo). Las aterradoras imágenes muestran la parte trasera del WRX completamente arrugada y separada de la delantera. 

Parece como si alguien hubiera cogido una enorme motosierrra y hubiera cortado la berlina deportiva por la mitad. Aunque parezca increíble, nadie resultó herido en el accidente

 

Conducir con precaución

Como comentábamos antes, la tracción total puede ayudarte a avanzar en situaciones de baja adherencia, pero no a frenar, por lo que conviene ser precavidos y circular con suavidad aun disponiendo de dos ejes motrices. 

Por supuesto, también son básicos unos buenos neumáticos para incrementar la seguridad al volante. Pero sobre todo, hay que actuar con calma y no creyéndote el rey de los rallies. Así evitarás situaciones tan peligrosas como ésta que te acabamos de contar. 

Galería: Subaru WRX 2022