En su visita a Turquía, uno de los mercados en los que Alfa Romeo ha experimentado un mayor avance en los últimos años, Jean-Philippe Imparato, CEO de la marca, se reunió con la prensa local y dejó algunas declaraciones interesantes.

En el apartado de producto (enseguida llegaremos a la competición), Imparato se mostró especialmente satisfecho con las cifras conseguidas por el Tonale, del que se han entregado 70.000 unidades a nivel global, con un aumento de cerca del 30% frente al año pasado. También, con el valor residual de los modelos de la firma, cifrado en un 58% tras 60.000 km.

Jean Philippe Imparato

Alfa Romeo, en la senda de la rentabilidad

Imparato, que obviamente tiene su principal objetivo en la rentabilidad, afirmó que en el futuro se considerará la posibilidad de fabricar vehículos de producción limitada como el 33 Stradale, inspirados en modelos históricos de la marca, aunque la prioridad absoluta son los modelos SUV, los favoritos actualmente en todo el mundo. En este sentido, volvió a hablar sobre el nuevo B-SUV de la marca, el Milano, que se dejará ver en primavera.

También confirmó el interés de Alfa Romeo por entrar en el segmento E en el futuro, Imparato declaró cada modelo de la gama dispondrá de un modelo Quadrifoglio a partir del año 2025. Y esta vertiente más pasional de la marca llevó a hablar sobre el futuro en competición de Alfa Romeo...

Galería: Alfa Romeo 33 Stradale 2023

Alfa Romeo mira al WEC en competición

De hecho, cuando nuestros compañeros de Motor1.com en Turquía preguntaron al CEO de la compañía sobre el futuro de Alfa Romeo en competición, la respuesta fue bastante clara.

Afirmando que hoy en día no tiene sentido que Alfa Romeo participe en competiciones como el Dakar o el WRC, tras su salida de la Fórmula 1, Imparato afirmó que el paso más lógico para el fabricante es el WEC.

Imparato confirmó, además, que la decisión definitiva se tomará en 2024 y que, tras la fase de preparativos, podrían participar ya en la temporada 2026 del campeonato. La razón por la que el CEO no se pronuncia definitivamente es económica, afirmando que los presupuestos necesarios para entrar a las carreras de resistencia han fluctuado en los últimos años.

En este sentido, Imparato ya se pronunció en el pasado, en declaraciones a Motorsport.com:

"El mundo del WEC está viviendo un momento de gran interés, y cuando pasa eso se complica entender qué nivel de inversión es necesario para aspirar a los objetivos más altos", dijo. 

"Ya vimos en 2015 [en LMP1] que la escalada descontrolada de los costes acaba repuntando, así que nos queremos tomar un tiempo para entender cómo se desarrollará todo".  

Llegado el caso, Imparato también afirmó que Alfa Romeo participaría en esta serie durante al menos 3-5 años y que el retorno de su etapa en Fórmula 1 fue incluso mejor de lo que esperaban.