Hemos visto muchos vídeos de graneros llenos de coches abandonados, pero no es frecuente ver fábricas de automóviles enteras en dicho estado. Pininfarina construyó esta planta para producir carrocerías para el Cadillac Allanté a partir de 1986, y siguió construyendo varios coches allí hasta 2011. Ahora está desocupada y en un estado lamentable.

El Allanté tenía un extraño proceso de montaje. Pininfarina fabricaba las carrocerías del vehículo en esta planta de Italia antes de montarlas en cunas especiales y enviarlas a Detroit utilizando un Boeing 747. El resto de la producción tuvo lugar en la planta de montaje de Hamtramck, donde actualmente se construyen vehículos eléctricos como el Hummer y el Silverado. 

Tras el cese de la producción del Cadillac, la planta fabricó brevemente el Ferrari Testarossa y después el Peugeot 406 Coupé. Pininfarina también produjo allí los Alfa Romeo Brera y Spider, y cerró sus puertas en 2011.

Galería: Automobili Pininfarina B95

El vídeo muestra coches de pruebas del Brera que permanecieron en el recinto hasta 2015. Algunos de ellos todavía llevaban el camuflaje utilizado para el desarrollo. Sin embargo, estos vehículos ya han sido retirados. 

La planta de la fábrica tiene un aspecto extraordinariamente bueno para llevar cerrada más de una década. Las máquinas de la cadena de montaje siguen allí y parecen listas para volver a transportar vehículos. También hay varios robots. Sorprendentemente, algunos de los diagramas para construir el Brera siguen en sus respectivos puestos. 

Sin embargo, las oficinas de la factoría son un completo desastre. Al parecer, unos saqueadores vaciaron el edificio de cobre y robaron los muchas cosas. También hay pintadas en algunas paredes. Es una visión surrealista y triste.

En el exterior, la pista de pruebas sigue siendo parcialmente visible, pero la naturaleza está reclamando rápidamente su espacio. La hierba crece entre las grietas del asfalto y en algunas zonas brotan árboles. En el apogeo de esta fábrica, había puntos para evaluar la suspensión de un vehículo y atravesar aguas profundas.

Alfa Romeo Brera (2006)

Pininfarina cerró la planta por varias razones. Tras la crisis financiera de 2008, la construcción de vehículos de pequeña tirada se convirtió en un negocio más difícil, que era la especialidad de este emplazamiento.

Es probable que la adquisición de la empresa por parte de Mahindra en 2015 tampoco ayudara. Según el vídeo, la fábrica no muestra signos de un resurgimiento de la producción, una verdadera lástima teniendo en cuenta su peculiar historia.