Eso sí es fiabilidad...

Sabemos que muchos sentís predilección por el Peugeot 405, pero hoy vamos a hablar de su sucesor en el mercado. Al 406, a la venta entre 1995 y 2005, siempre se le consideró un coche 'duro', de ahí que muchos taxistas lo eligieran para trabajar.

El ejemplar que protagoniza este artículo lo demuestra de manera incontestable, ya que en la instrumentación aparece la mágica cifra de 999.999 kilómetros. No puede incrementarse porque no hay siete dígitos en el cuentakilómetros digital.    

 

Este registro lo empezó a 'cuajar' un taxista que, entre 2002 y 2016, recorrió 911.000 kilómetros. Posteriormente, su hijo se hizo cargo del vehículo y, cuatro años después, ha alcanzado esa mágica cifra.

Increíblemente, Elie Billy, el actual propietario de este Peugeot 406, dice que "ningún componente del motor se ha sustituido", ni siquiera el turbo o la culata. También la caja cambios es la original. 

Seguro que tienes curiosidad por saber de qué mecánica se trata. Es la turbodiésel 2.0 HDi de 110 CV, de la que pocos pueden dudar de su fiabilidad. Obviamente, las piezas de desgaste, como pastillas de freno o neumáticos, se reemplazan en su debido momento, para que el coche se encuentre en perfecto estado de revista. 

Galería: Peugeot 406 réplica de Taxi 2, a la venta

En las fotos publicadas en diferentes redes sociales, el 406 aparece prácticamente impecable, a pesar de su edad y kilometraje. De hecho, la carrocería parece intacta, al igual que el interior, incluyendo la tapicería de tela.

Este coche demuestra que un buen mantenimiento resulta clave a la hora de que un vehículo envejezca sin graves problemas. Desde Motor1.com España, deseamos a Billy que no pare de sumar kilómetros con esta berlina clásica. 

Por cierto, ¿sabías que se fabricaron casi 1.700.000 unidades del modelo galo? La gama incluyó la carrocería familiar Break y la Coupé, diseñada y fabricada por Pininfarina en Italia. Como diría la canción, buscando en el baúl de los recuerdos...

Galería: Peugeot Pars (405) de Irán