Las furgonetas se están convirtiendo en un sector clave en las estrategias de muchos fabricantes, especialmente en este delicado momento de transición hacia los vehículos eléctricos, que encuentran un terreno especialmente favorable en los vehículos comerciales para el transporte y reparto de última milla en ciudad.

Mercedes-Benz también piensa así y, además de reforzar su gama de productos con nuevas plataformas eléctricas, ha incrementado su red de producción. El mejor ejemplo de esta orientación es la factoría estadounidense de Charleston (Carolina del Sur).

Dedicada inicialmente sólo al montaje final, desde 2016 ha ampliado sus funciones y ahora es uno de los tres centros estratégicos sobre los que Mercedes-Benz Furgonetas ha construido su plan de expansión.

De 'taller' a fábrica 4.0

La planta estadounidense se estableció en Charleston, concretamente en la localidad de Ladson, situada al norte de la capital de Carolina del Sur, en 2006. Como hemos explicado, inicialmente, se trataba de una simple planta de montaje final, donde los vehículos se completaban uniendo kits de piezas premontadas.

Fábrica de Mercedes-Benz Furgonetas en Charleston

La fábrica ampliada de Mercedes-Benz Furgonetas en Charleston

La planta daba empleo a algo menos de un centenar de trabajadores que, en los diez primeros años de funcionamiento, produjeron varias decenas de miles de furgonetas Sprinter y Metris (la variante americana de la Vito) con kits enviados desde la fábrica de origen, que en este caso era la alemana de Ludwigsfelde.

Fábrica de Mercedes-Benz Furgonetas en Charleston

Nueva línea de producción

Fábrica de Mercedes-Benz Furgonetas en Charleston

Taller de pintura en Charleston

Con el creciente éxito de las furgonetas de la marca de la estrella en los mercados de Estados Unidos y Canadá, en 2016, la firma alemana decidió dar el paso y hacer más eficiente y productivo el recinto: invirtiendo unos 500 millones de dólares, inició la transformación de la planta en una auténtica fábrica, construyendo unas instalaciones dedicadas a la producción completa de la Sprinter, incluyendo la fabricación de carrocerías y la pintura.

La fabbrica Mercedes Vans di Charleston

La ceremonia en la que se anunció el plan de expansión en 2016

Operativo desde 2018, este nuevo complejo se modernizó de nuevo en 2021 con una inversión adicional de 60 millones de dólares para prepararlo para la producción de la nueva generación de furgonetas totalmente eléctrica, que ha dado comienzo en la segunda mitad de 2023.

El empleo ha aumentado hasta la impresionante cifra de 1.600 empleados, más otros 600 aproximadamente en la cadena de suministro.

Fábrica de Mercedes-Benz Furgonetas en Charleston

Una de las variantes de la Mercedes-Benz Sprinter producidas en Charleston

Charleston se confirma así como uno de los cinco centros estratégicos de Mercedes-Benz Furgonetas, junto con los centros alemanes y los de Portugal, Argentina y la fábrica polaca de Jawor, además de las 'joint ventures' de China y Francia (la segunda con Renault-Nissan para el Citan y el Clase T construidos en Maubeuge). En concreto, es la segunda del mundo tras la mencionada Ludwigsfelde para la producción de la Sprinter.

Ficha de la fábrica de Charleston

Inauguración 2006
Propiedad Grupo Mercedes-Benz
Ubicación Ladson, Charleston, Carolina del Sur, EE.UU.
Superficie total -
Empleados Más de 1.600
Capacidad de producción -
Otras actividades -
Modelos producidos actualmente Mercedes-Benz Sprinter, eSprinter y Metris/Vito
Modelos históricos más importantes producidos Mercedes-Benz Sprinter 2ª generación y Metris
Próximos modelos eSprinter (finales de 2023)

Galería: Fábrica de Mercedes-Benz Furgonetas en Charleston