Con mucha gente ya disfrutando de las vacaciones de verano, son otros muchos los que están esperando a agosto para viajar y disfrutar de unos días de descanso, ya sea en familia o en pareja.

Pero si en tu caso, viajáis solo dos personas, queremos recuperar la historia un tanto curiosa de un vehículo recreativo que nos encanta, entre otras cosas, por su enfoque low cost.

Seguro que te suena, porque no es la primera vez que hablamos de esta preparación camper, llamativa para todos los amantes del campismo y el caravaning, pero también, para los fans de los todoterrenos clásicos.

Una camper todoterreno, interesante por precio

Vale, no se trata de un vehículo tan completo como una autocaravana o tan práctico como una furgoneta camperizada. Pero entonces, ¿por qué nos gusta tanto? ¡Pues porque es un todoterreno camper! Un 4x4 del que disfrutar todo el año, no solo en verano, y con el que llegar a sitios inaccesible para la mayoría de SUV y campers.

No obstante, toma como base un todoterreno clásico y legendario, muy conocido en España, como es el Lada Niva. ¿Te acuerdas de él? Pues en este caso, se convierte en una básica casa sobre ruedas, con lo mejor de los 4x4 y un precio de compra barato. Esto sí que es una receta contra la inflación y los tiempos de precios altos...

Galería: Lada Granta Camper

Dicho esto, tenemos malas noticias, arrancando por el tema del precio y la disponibilidad. A fin de cuentas, la última vez que supimos de este Lada Niva camper y todoterreno, su precio estaba algo por debajo de los 18.000 euros. Una cifra muy interesante y que, a buen seguro, ahora todavía fuera más interesante al cambio entre rublos y euros.

Pero con la guerra 'enquistada' entre Ucrania y Rusia, las sanciones millonarias a la economía rusa y la salida de los fabricantes occidentales del mercado local, el segmento del automóvil está poco menos que herido de muerte. Y eso se ha traducido en que hayamos perdido la pista del preparador que, por cierto, llegaba a Europa occidental a través de un importador en Alemania.

Mecánicamente, la preparación opta por un motor atmosférico de gasolina de 84 CV y un sistema de tracción total con reductora (todo igual que en el modelo de serie), combinado con unas dimensiones compactas, con 4,76 metros de largo y 2,85 de batalla.

En el interior, cuenta con una zona de relax para dos personas, un armario y una mesa plegable, así como de una cocina con fregadero, un quemador de gas, una nevera de 60 litros y distintos armarios y espacios de almacenamiento. Así que, a priori, no falta de nada para disfrutar del verano con él... si encuentras un ejemplar a la venta en el mercado de segunda mano, claro.

Por supuesto, tampoco falta un baño con inodoro y ducha, complementado por una caldera de cinco litros y los correspondientes depósitos de agua limpia (70 litros) y aguas grises (40 litros).