Tras el debut el año pasado de la segunda generación del Mercedes-Benz GLC, ahora la marca de Affalterbach ha presentado sus nuevas variantes deportivas, los llamados Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC y GLC 63 S E Performance, con hasta 680 CV de potencia, nada menos.

A nivel estético, ambas versiones lucen la parrilla específica de AMG, con lamas verticales al estilo Panamericana, además de generosas entradas de aire, nuevos elementos aerodinámicos, taloneras o una zaga con un llamativo difusor integrado o generosas salidas de escape, circulares en el GLC 43 y trapezoidales en el GLC 63 S.

Mercedes-AMG GLC 43 2023

Mercedes-AMG GLC 43 2023

En cuanto a diseño interior, ambos cuentan con asientos AMG de cuero sintético Artico y microfibra, aunque hay cuero nappa en opción, así como asientos AMG Performance, más deportivos.

El volante deportivo, con mandos AMG, es de cuero nappa en el 43 y de nappa y microfibra en el 63 S. Tampoco faltan pedalera o alfombrillas de AMG, sistema MBUX con gráficos específicos de AMG, modo de visualización 'Supersport' o el llamado AMG Track Pace (de serie en el 63 S), un sistema de adquisición de datos para circuito.

Galería: Mercedes-AMG GLC 43 2023

GLC 43 4MATIC

En el caso de la versión de acceso o GLC 43 4MATIC, bajo el capó encontramos un poderoso motor de cuatro cilindros de gasolina, en concreto el conocido 2,0 litros de la casa, en esta ocasión con un turbocompresor eléctrico, logrando 421 CV de potencia y 500 Nm de par, junto a un alternador/motor de arranque eléctrico de 48V, capaz de aportar 14 CV adicionales, por lo que hablamos de un microhíbrido o mild hybrid.

Esta versión incluye de serie el sistema de tracción total permanente AMG Performance 4MATIC, la transmisión automática multiembrague AMG Speedshift MCT 9G, un eje trasero direccional o la suspensión AMG Ride Control con amortiguadores adaptativos, por ejemplo.

Sobre el papel, el GLC 43 acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos y puede alcanzar una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km/h.

Galería: Mercedes-AMG GLC 63 S E Performance 2023

GLC 63 S E Performance

La variante tope de gama o GLC 63 S E Performance es ahora híbrida enchufable, ya que combina el mismo 2,0 litros de AMG, con turbo eléctrico y 476 CV, con un motor eléctrico síncrono de 150 kW o 204 CV instalado en el eje trasero. Además de tracción total y mayores prestaciones, esta configuración permite también conducción 100% eléctrica.

El sistema ofrece una potencia combinada de 500 kW o 680 CV, así como un enorme par motor máximo de 1.020 Nm. En este caso, no obstante, el turbocompresor eléctrico es notablemente más grande que en el GLC 43.

Por supuesto, en este tope de gama no falta la tracción total permanente AMG Performance 4MATIC+, la dirección en el eje trasero o un sistema de barras estabilizadoras activas que evita balanceos de la carrocería.

Mercedes-AMG GLC 63 S E Performance 2023

Mercedes-AMG GLC 63 S E Performance 2023

El motor eléctrico, por cierto, va asociado a una transmisión de dos velocidades, mientras que la batería de este 63 es de 6,1 kWh y 400 voltios, y capaz de ofrecer una potencia continua de 80 kW (109 CV), un pico de 150 kW o 204 CV, y facilitar una autonomía eléctrica de unos 12 kilómetros.

Según la marca, la batería está optimizada para una entrega de potencia rápida, por lo que no se ha buscado la máxima autonomía eléctrica. El cargador de a bordo, por último, es de 3,7 kW. El resultado de semejantes cifras es un rendimiento de primer nivel, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos y una velocidad máxima limitada electrónicamente a 275 km/h.