El Volkswagen Golf reinó durante 14 años en Europa, donde fue el coche más vendido entre 2007 y 2021. El año pasado, el compacto alemán (con versión familiar incluida) ni siquiera subió al podio, ya que tuvo que conformarse con el quinto puesto, por detrás del Peugeot 208, el Dacia Sandero, el Volkswagen T-Roc y el Fiat/Abarth 500.

Los datos recopilados por JATO Dynamics muestran que la demanda del compacto alemán se desplomó un 14% hasta las 177.203 unidades, con el Toyota Yaris pisándole los talones en la clasificación global.

En un intento por rejuvenecer las ventas, Volkswagen ya ha anunciado que dará un lavado de cara al Golf en 2024, cuando el Skoda Octavia, relacionado mecánicamente con él, también reciba una actualización.

Podría ser la última revisión del modelo convencional, ya que la novena generación se venderá exclusivamente como vehículo eléctrico. Un render no oficial anticipa esta actualización de mitad de ciclo prevista para el año que viene, inspirándose en un prototipo visto recientemente con un camuflaje mínimo.

2024 Volkswagen Golf facelift rendering

Por lo que Volkswagen nos ha dejado ver hasta ahora, el Golf 2024 tendrá faros rediseñados y un nuevo aspecto para el paragolpes con lamas verticales. Cabe mencionar que el vehículo de prueba era una versión eHybrid, mientras que este ejercicio de diseño digital ilustra un modelo térmico (no PHEV) al suprimir el puerto de carga en el lado del conductor. La carrocería de cinco puertas se ha imaginado en la versión R-Line con sutiles cambios en los pilotos.

Como es habitual en los fabricantes alemanes, los cambios de estilo serán discretos. Volkswagen suele ir sobre seguro con las modificaciones que realiza durante el ciclo de vida de un producto, algo que no podemos decir de Hyundai y Kia, ya que las dos marcas surcoreanas aplican revisiones importantes. Aunque el render adjunto muestra únicamente el exterior, sabemos que habrá algunas actualizaciones en el habitáculo.

A juzgar por lo que vimos en un prototipo hace un tiempo, el Golf renovado tendrá una pantalla táctil más grande. Podría tratarse de la misma unidad de 15 pulgadas instalada en el ID.7, ya que el monitor visto en un vehículo de pruebas era mayor que el de 12 pulgadas del renovado ID.3.

Volkswagen ha prometido embarcarse en una "ofensiva en pro de la calidad" y eliminar los botones hápticos del volante como respuesta a las críticas de los consumidores.

Fotos espía del restyling del Volkswagen Golf 2024

La lógica nos dice que habrá motores más eficientes, ya que la norma Euro 7 entrará en vigor en julio de 2025. La legislación más estricta también va a obligar a modificar los frenos y los neumáticos como parte de un conjunto más amplio de leyes para reducir el impacto nocivo que los vehículos tienen en nuestro mundo.

El fabricante alemán ha insistido mucho en que la norma Euro 7 hará subir los precios de los coches con motor de combustión interna, hasta el punto de que el Polo podría dejar de fabricarse.