Todo lo bueno llega a su fin. Después de fabricar 11.465 unidades, Lamborghini ha terminado la producción del Aventador. El último ejemplar es un Ultimae Roadster con un color azul especial de la división de personalización Ad Personam de la marca. El coche irá a parar a un cliente en Suiza.

Técnicamente, es la segunda vez que Lamborghini pone fin a la carrera del Aventador. Si recuerdas, 15 unidades del Ultimae estaban entre los 4.000 vehículos del Grupo Volkswagen que se hundieron en el carguero Felicity Ace. Como respuesta, la marca del toro reinició el montaje del modelo para sustituir los vehículos siniestrados.

Galería: Lamborghini Aventador, fin de una era

Aventador, un éxito V12

Sin duda, el Aventador ha resultado un gran éxito para Lamborghini. Como muestra, el fabricante entregó más unidades de este coche que todos sus modelos V12 anteriores juntos. De hecho, superó al Murciélago en ventas tras sólo cinco años de producción.

El 85% de los clientes se acogieron a las opciones de personalización Ad Personam, lo que dio lugar a que salieran a la calle más de 200 colores y acabados únicos. Por lo tanto, como suele decirse, no hay dos Aventador iguales. 

Lamborghini presentó el Aventador Coupé LP 700-4 en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2011. Contaba con un motor V12 atmosférico de 6,5 litros de desarrollo propio con un ángulo de 60 grados entre las bancadas de cilindros. Esta versión inicial rendía 700 CV (de ahí la cifra en su nombre) y 690 Nm.

El sustituto, con un V12 electrificado

Gracias a esta impresionante mecánica, el superdeportivo transalpino pasaba de 0 a 100 en apenas 2,9 segundos y registraba una velocidad máxima superlativa: 350 km/h. 

Si hacemos memoria, Lamborghini empleó el modelo como base de versiones de pequeña tirada, como el SVJ, que logró el récord de Nürburgring Nordschleife dentro de los vehículos de producción con una vuelta en 6'44"97. No nos olvidamos tampoco del Veneno, el Centenario, el Sian FKP 37 y el reciente Countach LPI 800-4.

Pero hay que mirar al futuro y el sustituto del Aventador ya está en fase de pruebas. En principio, va a mantener el motor V12, pero contará con un apoyo eléctrico, aunque hay que esperar para saber de qué tipo. La fabricación de este coche se iniciará en 2023.