Lamentablemente, el superdeportivo italiano necesita una reparación millonaria. ¿Alguien se apiadará de él?

No sé a ti, pero a nosotros se nos rompe el corazón en mil pedazos cuando un coche deportivo acaba abandonado y descuartizado en mil pedazos. Ciertamente, no es raro que un superdeportivo se vea involucrado en un accidente, como puedes comprobar, casi diariamente, a través de Internet.

De forma habitual, estos incidentes se deben a la poca destreza del conductor a la hora de manejar un coche tan potente, aunque también se producen carreras o exhibiciones ilegales. 

Galería: Un Lamborhini Murciélago con 400.000 kilómetros

El desafortunado protagonista de este artículo es un Lamborghini Murciélago, almacenado en un garaje ruso, después de haber sufrido un fuerte accidente. Lo hemos descubierto en Instagram, aunque no hay un texto que amplíe la información. 

Como ves, el biplaza italiano se encuentra en muy malas condiciones. De hecho, la puerta derecha está arrancada y el coche no está sobre sus ruedas, sino apoyado en un soporte rudimentario. 

Desconocemos si el propietario lo ha abandonado definitivamente a su suerte, pero desde luego, no parece tener prisa por arreglarlo. De hecho, la cuantía de las reparaciones es exorbitante. Ojalá algún millonario se apiade de este 'Lambo' y meta mucho dinero en él para 'resucitarlo'. ¿Habrá milagro? 

 

Nosotros prometemos estar atentos si se produce alguna novedad en esta historia. Si recuerdas, el Murciélago es el antecesor del Aventador y se comercializó entre 2001 y 2011, con un motor 6.2 V12, de aspiración atmosférica, con 580 CV. Gracias a esta mecánica, declaraba una velocidad máxima de 333 km/h y una aceleración de 0 a 100 en apenas 3,8 segundos. 

El coupé transalpino, que trabajaba con un cambio automático de seis marchas y un sistema de tracción total, es uno de los grandes superdeportivos de la historia y este ejemplar debería volver al asfalto, ¿no crees?