La industria del transporte está experimentando su mayor transición desde que el motor de combustión interna sustituyó a la máquina de vapor, debido a su mayor eficiencia térmica. Y ahora, pasaremos a los vehículos eléctricos de batería o a los de pila de combustible: solo el tiempo dirá qué tecnología se impondrá.

Sin embargo, parece que muchos fabricantes de automóviles no están dispuestos a dejar de lado el motor de combustión interna e invertirán en combustibles alternativos para hacerlo plenamente ecológico.

A estas empresas se suman ahora Toyota, Subaru, Suzuki y Daihatsu, junto con ENEOS Corporation y Toyota Tsusho Corporation, que han creado una nueva asociación de investigación el 1 de julio de este año.

Galería: Prueba Toyota Yaris Cross 120H AWD-i Adventure

Producción de bioetanol

El organismo se centrará en las formas de optimizar el proceso de producción de combustible sintético, haciéndolo menos contaminante y más eficaz. El proyecto conjunto se denomina Asociación de Investigación de la Innovación de la Biomasa para la Próxima Generación de Combustibles para Automóviles.

Un comunicado de prensa oficial distribuido por las empresas implicadas aclara que la asociación trabajará en la promoción de la investigación tecnológica sobre el uso de la biomasa. Asimismo, el proyecto estudiará formas eficientes de producción de bioetanol. La asociación diseñará, instalará y operará instalaciones de producción de bioetanol.

Otra área en la que trabajará la nueva asociación es la investigación del oxígeno, que tiene una alta concentración durante la producción de hidrógeno. También se investigará el CO2 generado durante la producción de bioetanol. 

Porsche también trabaja en los eFuel

Por último, pero no por ello menos importante, también desarrollará un sistema que proponga métodos de cultivo óptimos para conseguir materias primas para los combustibles de bioetanol.

Hace poco, Porsche invirtió 75 millones de dólares en HIF Global LLC, una empresa con sede en Santiago de Chile que desarrolla instalaciones de producción de combustibles sintéticos. Por el momento, el fabricante de automóviles de Stuttgart pretende utilizar el combustible verde en la competición, pero con el tiempo experimentará también con los vehículos de producción. Lamborghini también ve potencial en los combustibles sintéticos para mantener vivo el motor de combustión interna después de 2030.