Para celebrar los 50 años de BMW M, la marca germana está mostrando varios modelos muy especiales, como el reciente M4 CSL y el próximo XM. Este SUV híbrido enchufable podría llegar hasta las 2,7 toneladas, pero también será el BMW de producción más potente hasta la fecha. 

El diseño también será controvertido, una polémica que está empezando a ser habitual en algunas primicias de la casa. El coche debutará a finales de año, pero las recientes fotos espía de un ejemplar de pruebas sin apenas camuflaje ha revelado casi por completo su llamativa carrocería.  

Estas imágenes reveladoras han servido de base para una recreación precisa, pero no oficial, del BMW XM 2022. En principio, el modelo de calle se parecerá bastante al prototipo homónimo desvelado el año pasado (tienes las fotos al final del artículo).

2023 BMW XM rendering

Así las cosas, los enormes riñones permanecerán prácticamente intactos, al igual que los polémicos faros divididos que ya se han aplicado en el Serie 7 y también en el restyling del X7

En principio, el todocamino germano montará llantas de aleación de 23 pulgadas, las más grandes empleadas en un BMW de producción, y estarán alojadas en unos pasos de rueda trapezoidales y acabados en negro brillante. Desde el lateral y también por la zaga, el XM tendrá un aspecto claramente deportivo.

Al parecer, el coche dispondrá de varias versiones, pero incluso la de acceso a la gama superará la potencia del M5 CS, con 635 CV, que ahora mismo es el BMW con más caballería. Se habla de 650 CV y 880 Nm para el XM más 'terrenal', mientras que la versión Competition, que llegará más adelante, alcanzará los 750 CV y nada menos que los 1.000 Nm.

Quizá el modelo alemán no será el vehículo favorito de los seguidores de BMW M, pero un modelo de este tipo no podía faltar en una celebración tan especial, pues los SUV no paran de ganar cuota de penetración en los principales mercados del mundo. 

Cabe recordar que también estamos a la espera del M2 Coupé, que podría alcanzar los 450 CV a partir del mismo motor biturbo de 3,0 litros y seis cilindros en línea de los M3 y M4 Coupé, aunque ligeramente descafeinado. 

Galería: BMW Concept XM