En Estados Unidos, la policía y las persecuciones de coches están a la orden del día. El problema se ha agravado en los últimos años de pandemia, con un aumento de la delincuencia del 29% (según la web oficial de la policía de Nueva York), lo que ha llevado a las fuerzas del orden estadounidenses a buscar nuevas formas de detener a los delincuentes.

En este sentido, se ha hecho viral un vídeo que muestra un innovador sistema utilizado por la policía de Phoenix (Arizona), instalado en un modelo de Chevrolet,  para detener a los coches que se dan a la fuga. Así es como funciona.

Galería: Ford F-150 2018 patrulla policial

Se denomina 'parachoques policial Grappler' y consiste en dos brazos de acero entrelazados a los que se anuda una fuerte cincha de lona, similar a la utilizada en el mundo del transporte pesado para sujetar la carga a los remolques.

En el vídeo que adjuntamos, se puede ver que durante la persecución el brazo mecánico es bajado hasta el nivel de la carretera por el coche patrulla de la policía.

A continuación se acerca a una de las dos ruedas traseras del coche que huye. En el momento en que la cinta toca el neumático, la hace girar automáticamente alrededor del conjunto de rueda y suspensión, bloqueando el movimiento del coche.

En el vídeo publicado por un periodista estadounidense para Fox News, se puede ver cómo se utiliza el sistema en diferentes condiciones y con diferentes coches de varios tamaños:

 

Un sistema así no se había visto nunca hasta ahora. La policía estadounidense llevaba varios años trabajando en él en colaboración con el ingeniero Leonard Stock. El proyecto había visto su primera aparición en forma de prototipo en 2016, pero nunca llegó a ser instalado, oficialmente, en un coche de la policía estatal estadounidense.

Lo que aún está por aclarar, por el inventor y por parte de las propias fuerzas policiales, es todo lo relativo a la seguridad durante las posibles colisiones con los peatones. Cuando no se utiliza, el sistema se repliega sobre sí mismo cerca del parachoques delantero de los grandes todoterrenos utilizados por la policía, dejando expuestas las puntas de las vigas de acero que lo componen. Un tema controvertido, sin duda.

Aquí está el tráiler oficial del proyecto: