El Ferrari Purosangue ha entrado en una nueva fase de pruebas. En las nuevas fotos espía, el prototipo del llamado 'FUV' (Ferrari Utility Vehicle) luce un camuflaje diferente y más ligero, lo que indica que su debut está cada vez más cerca.

Se espera que uno de los modelos que más expectación ha levantado en los últimos años sea desvelado a lo largo de este mismo 2022 y, en las nuevas instantáneas, podemos ver mejor las formas y curvas del primer Ferrari con un enfoque de tipo crossover.

Muestra sus músculos

Anteriormente, el Purasangue se ha mostrado con un camuflaje llamativo y con paneles muy grandes sobre la carrocería. De hecho, hasta hace unas semanas, era imposible hacerse una idea del diseño completo del exterior del coche. Pero gracias al reciente teaser del frontal y a este inédito envoltorio, más liviano, pueden verse algunos detalles exteriores.

Ferrari Purosangue, le foto spia del SUV di Maranello

En las fotos espía, Ferrari confirma el largo capó, combinado con luces delgadas y una gran parrilla horizontal flanqueada por dos tomas de aire. Además, la línea de cintura muy alta y los enormes pasos de rueda traseros contribuyen a la musculosa silueta del coche.

Por su parte, en la parte trasera, hay un alerón integrado en la luneta y cuatro salidas de escape que siguen siendo provisionales. Obviamente, no esperamos colas falsas en el Purosangue.

Ferrari Purosangue, le foto spia del SUV di Maranello

Aunque en el fondo se trata de un SUV (con un enfoque distinto), la distancia al suelo parece suficientemente baja, pero es posible que el modelo definitivo reciba una suspensión adaptativa para ajustar la configuración según las condiciones de conducción.

Electrificado y con el V12

Todavía existe un gran secretismo sobre los motores del nuevo modelo. Desde Maranello no han filtrado ningún rumor, pero es posible que el Purosangue se ofrezca en dos variantes diferentes.

Render Ferrari Purasangre V12
Ferrari Purosangue, render

El nuevo Ferrari podría heredar en su totalidad el tren motriz híbrido enchufable del 296 GTB, con un motor 2.9 V6 biturbo y un sistema eléctrico capaz de asegurar unas decenas de kilómetros en modo libre de emisiones, para sumar un total de unos 830 CV.

Desde luego, esta sería una opción razonable teniendo en cuenta que sus rivales están (o estarán) equipados con soluciones similares, como sucede con el Bentley Bentayga y la futura evolución del Lamborghini Urus.

Sin embargo, el primer SUV del Cavallino también podría montar un V12 atmosférico (quizás incluso el del 812 Competizione) no electrificado y con una potencia de récord, para marcar diferencias a lo bestia con la competencia.

Galería: Ferrari Purosangue fotos espía