Puede que hoy en día, las copas monomarca nos parezcan lo más normal del mundo. Pero por un momento, te pediré que viajes hasta el año 1993 y trates de imaginar lo que fue la primera Ferrari Challenge, una auténtica revolución, que nació de escuchar lo que pedían los clientes de la marca: competir con sus deportivos en circuito.

Y así, a finales de 1992 y con un piloto de la Scuderia como padrino, Jean Alesi, se presentó un campeonato que, hoy en día, vive un gran momento, con distintas series repartidas por el mundo (Europa, Norteamérica y Asia-Pacífico), así como un certamen nacional en Reino Unido.

Pero, ¿qué hace especialmente única a la Ferrari Challenge? Sin lugar a dudas, las conocidas como Finali Mondiali que se celebran cada año, a final de temporada, en las que se proclaman los campeones del mundo de las series.

Ferrari 348 Challenge

Pero volvamos al pasado, a 1993. Porque si ahora se corre con el Ferrari 488 Challenge Evo, en los orígenes, los pilotos se ponían al volante del Ferrari 348 Challenge. 

Hablamos de un modelo de estricta serie, al que se le instalaba un kit de competición para su uso en circuito. De hecho, a la primera carrera, que se disputó el 28 de marzo de 1993, algunos coches fueron rodando desde Roma hasta el autódromo de Monza, con la matrícula adornando la carrocería.

En concreto, los protagonistas de la anécdota fueron los coches del concesionario Sa.Mo.Car, que recibieron la preparación en el propio circuito. Un kit que, por supuesto, se podía desmontar para devolver el deportivo a su estado original.

Las mejoras se centraban en la inclusión de una jaula antivuelco, arneses de seguridad de seis puntos, llantas de magnesio, ganchos de remolque delante y detrás y el clásico cortacorriente.

Del mismo modo, Pirelli desarrolló unos neumáticos específicos y el motor elevó en 20 CV la potencia, para alcanzar una cifra total de 320 CV. Por supuesto, también se reforzaron los frenos.

Este último fin de semana, en la primera cita de la Challenge europea en Portimão, estuvo presente el primer ganador del campeonato: el 348 Challenge de Roberto Ragazzi. Un modelo al que han seguido, hasta 2022, los F355, 360, F430, 458, 488 y 488 Evo Challenge.

Galería: Ferrari 348