Por norma general, los pilotos de motos que se pasan a los coches suelen ser bastante más competitivos que los que lo hacen a la inversa. Más o menos, igual que sucede con los pilotos de rallies que se pasan al mundo de los circuitos. Pero de eso, hablaremos otro día.

El caso es que Jorge Lorenzo, pentacampeón del mundo de motociclismo y próxima MotoGP Legend, ha sido el último piloto de motos que ha anunciado su paso al mundo de las carreras de GT, de la mano de Porsche.

Recordemos que, en lo que va de temporada, Valentino Rossi ha dado el salto al GT World Challenge Europe y Dani Pedrosa ahora compite en el Lamborghini Super Trofeo Europe. ¿Conclusión? Tenemos a lo que podría ser la primera línea de la parrilla de un gran premio de hace unos años, corriendo en coches.

 

Tras su retirada en 2019, Lorenzo no se apartó precisamente de los focos y ha seguido haciendo apariciones en los paddocks de MotoGP en numerosas ocasiones (incluso como comentarista), al tiempo que se mantiene bastante activo en su perfil de Instagram.

Pero eso no es suficiente para el mallorquín, que va a debutar en la Porsche Supercup italiana, en el circuito de Imola, para posteriormente competir en la Porsche Carrera Cup Italia.

Galería: Aprilia RS125 Jorge Lorenzo (2009)

Como decíamos, su debut tendrá lugar en Imola, del 22 al 24 de abril en una Supercup que se disputa con una variante específica y preparada del Porsche 911 GT3, con una potencia superior a los 500 CV.

En declaraciones a Speedweek, recogidas por nuestros compañeros de RideApart, Lorenzó afirmó: "Tras el final de mi carrera en MotoGP, echaba de menos la competición. Así que buscaba una disciplina que no fuera tan arriesgada como el motociclismo".

"El año pasado hice algunas carreras virtuales en la versión esports de la Porsche Carrera Cup Italia. Pasar al Porsche 911 GT3 Cup real ha sido el siguiente paso", concluye.

Fuente: RideApart

Galería: Jorge Lorenzo - Repsol Honda HRC 2019