A principios de siglo, cuando en el Mundial de MotoGP todavía existía la categoría de 250cc, se vivió la auténtica edad de oro del motociclismo español, con cuatro títulos seguidos en el cuarto de litro para dos de nuestros pilotos: Dani Pedrosa (2004 y 2005) y Jorge Lorenzo (2006 y 2007).

Precisamente, la moto que hoy te presentamos rinde homenaje a uno de ellos. Hablamos de una flamante Aprilia RS125, en su serie especial del piloto mallorquín y que, ahora, está a la venta por un precio realmente bajo.

De hecho, se está subastando en la web Iconic Motorbike Auctions y, actualmente, la mayor puja va por los 1.000 dólares, que equivalen a unos 856 euros. Sin duda, una ocasión única para hacerse con una moto tan especial como esta, a un precio barato.

Galería: Aprilia RS125 Jorge Lorenzo (2009)

Y la verdad es que nos parece una gran oportunidad porque, a pesar de que se menciona que es un ejemplar del año 2009, la moto está nueva a estrenar: no ha recorrido ni un solo kilómetro en su vida e, incluso, sigue teniendo algunos plásticos de protección.

Uno de los detalles más llamativos de esta moto de 125 cm3 es su decoración, con la inscripción 'Spain's Nº1'. ¿No te suena este término? Bueno, te diremos que era la librea alternativa que se usaba cuando una marca de la tabaquera Altadis, que por fortuna no mencionaremos, no se podía lucir por las leyes antitabaco.

Por lo demás, se replica al detalle la moto de Lorenzo durante la temporada 2007, con el dorsal número 1, como vigente campeón de la categoría, y su ya célebre frase 'Xfuera', adornando la cúpula.

Si hacemos memoria, recordaremos que la Aprilia RS125 contaba con un motor Rotax de dos tiempos y 125 cm3, apoyado en un carburador Dell'orto de 28mm, en un conjunto que apenas anunciaba 127 kilos de peso.

Aprilia RS125 Jorge Lorenzo (2009)
Aprilia RS125 Jorge Lorenzo (2009)

Desde luego, el anuncio de la llegada de la Aprilia RS125 a Estados Unidos fue una gran alegría para los aficionados de la marca en el país, aunque la buena noticia duró realmente poco.

Debido a sus emisiones, su uso quedó restringido a los circuitos de velocidad, aunque contara con todos los elementos para ser conducida por la calle: luces, espejos, bocina, portamatrículas... Tal vez por eso, esta unidad nunca llegó a pisar el asfalto.

Si te ha picado la curiosidad, te diremos que la subasta termina el próximo 24 de agosto. Aunque que se esté vendiendo en Estados Unidos puede ser un problema, ya que, según la propia casa de subastas, el envío de la moto a Europa podría rondar los 1.300 euros.

Fuente: Iconic Motorbikes Auctions

Fotos: Richard Barnett