Normalmente, si quieres ir a navegar, te subes a tu coche, te acercas a una empresa de alquiler de barcos y te montas en una embarcación. Los más pudientes remolcan sus propias embarcaciones hasta el puerto utilizando un todoterreno. Pero, ¿y si te decimos que puedes hacer ambas cosas en el mismo coche?

Eso es lo que tenemos aquí, presentado por el youtuber AdamC3046 en el vídeo que puedes ver en la parte superior. Se trata de un Ford Fiesta de séptima generación que ha sido convertido en un coche anfibio y que sigue siendo legal, para circular en el Reino Unido. Según el presentador, se trata de un proyecto personal entre el padre y su hijo.

Lo bueno de este Ford Fiesta anfibio es que sigue siendo reconocible como el famoso utilitario que todos conocemos, incluso a primera vista. La mitad superior del vehículo se nota claramente que proviene del turismo, fabricado durante años en Almussafes.

Galería: Prueba Ford Fiesta Active+ 1.0 EcoBoost 2018

Sin embargo, la mitad inferior muestra una especie de casco, moldeado con fibra de vidrio, procedente de un Dutton Reef. A modo de curiosidad, las llantas son de aleación y proceden del Fiesta original.

Para que la transformación funcione, se han realizado algunas modificaciones bastante concretas en este Fiesta. El motor se ha movido detrás de los asientos traseros y el escape se ha reposicionado en una ubicación más elevada por razones obvias.

La distancia entre ejes también se ha ampliado para acomodar la configuración del motor central, mientras que el techo se ha cortado para poder disfrutar de la navegación al aire libre.

Ford Fiesta

Una vez en el agua, para que la hélice funcione, se ha dispuesto una caja de transferencia que permite transmitir la potencia del motor térmico a esa hélice mientras se está en el agua.

Curiosamente, la aceleración se sigue controlando con el pedal del vehículo original, mientras que los timones giran a la izquierda o a la derecha en función del giro del volante. De esta forma, la conducción 'terrestre' se lleva a cabo de una forma casi idéntica a la 'acuática'.

Es una máquina divertida, sin duda, pero no está exenta de inconvenientes. Con una velocidad máxima de crucero de 7 nudos en el agua o alrededor de 13 km/h, no es en absoluto una embarcación veloz. Pero, por otra parte, ¿cuántos Ford Fiesta hay que puedan circular tanto por tierra como por agua cuando su dueño lo necesite?

Fuente: AdamC3046, vía YouTube