A lo mejor, escuchar o leer Volvo Embla no te dice mucho, pero si te enteras de que se trata del sucesor eléctrico del XC90, la cosa cambia, ¿verdad? Se trata de un SUV que se está desarrollando en colaboración con gigantes de la alta tecnología como NVIDIA, Luminar y Google, y supondrá un paso importante para la electrificación total en la marca sueca.

Lamentablemente, tendremos que esperar hasta 2023 para verlo de manera oficial, pero ya hemos intentado imaginarlo con nuestra recreación gráfica exclusiva.

Carrocería 'conectada'

El render se inspira en el Volvo Concept Recharge, del que se espera que el Embla (cuyo nombre aún no se ha confirmado oficialmente) tome prestadas muchas soluciones, empezando por el diseño.

El buque insignia eléctrico de la compañía sueca apostará por un estilo llamativo, con una altura no excesiva y una generosa distancia entre ejes para albergar la batería en el suelo y, sobre todo, aumentar el espacio a bordo.

Galería: Volvo Embla, recreación del SUV eléctrico

En el frontal, el todocamino conservará algunos elementos distintivos, como los faros LED en forma de martillo de Thor. Las líneas laterales estarán marcadas y esperamos grandes llantas de aleación, con forma aerodinámica, que quizá lleguen a las 22 pulgadas.

Si te fijas bien, en nuestra recreación, en lugar de espejos retrovisores, hay cámaras como en el Concept Recharge, una solución ya empleada en un rival directo, el Audi e-tron.

Volvo Embla, recreación del SUV eléctrico
Volvo Embla, recreación de Motor1.com

La carrocería la hemos personalizado con una interesante combinación bicolor y en ella se integra el sensor LiDAR, suministrado por Luminar, que será los 'ojos' del SUV y permitirá analizar en tiempo real el tráfico y enviar información al 'cerebro' que guía la conducción autónoma, desarrollado por NVIDIA.

Volvo, l'elettrica perfetta in 5 mosse
Volvo Concept Recharge

En este sentido, el Embla recibirá el sistema de conducción no supervisada Ride Pilot, que se estrenará en los modelos ofrecidos en California y luego llegará a Europa. Entre otras cosas, esta tecnología mejorará constantemente con actualizaciones 'over the air' a partir de los datos recogidos de varios modelos de Volvo.

Conducción conectada y eficiente

El habitáculo del Embla será minimalista. El equipo de infoentretenimiento seguirá basándose en el sistema operativo Android Automotive, con una nueva experiencia de usuario para mejorar el manejo de los controles durante la conducción.

Estas cualidades se complementarán con la ecosostenibilidad de Volvo, con tapicerías fabricadas con materiales reciclables para minimizar el uso de materias primas procedentes de cadenas de suministro contaminantes.

Volvo, l'elettrica perfetta in 5 mosse
Volvo Concept Recharge

En cuanto a la batería, la desarrollará la compañía Northvolt, también sueca, y se integrará directamente en el chasis para aumentar la rigidez estructural y optimizar el peso y la distribución del mismo.

Volvo pretende aumentar la densidad energética de las celdas para incrementar la eficiencia en un 50%, en comparación con las baterías actuales. A largo plazo (posiblemente para 2030), el objetivo es alcanzar una autonomía de 1.000 kilómetros.

Volvo, l'elettrica perfetta in 5 mosse
Volvo Concept Recharge

Todavía es demasiado pronto para hablar de prestaciones, pero es muy probable que el SUV ofrezca carga bidireccional y tecnología V2G. Con estas cualidades, el Embla podría convertirse en una especie de emisor de electricidad para alimentar equipos eléctricos.

Galería: Volvo, el coche eléctrico perfecto