Según hemos podido saber, la semana pasada, Volvo se reunió con algunos de sus concesionarios en Miami para mostrarles su plan para los próximos años. El fabricante de automóviles sueco está acelerando su estrategia de electrificación para llegar a ser totalmente eléctrico a finales de la década. A corto plazo, el plan incluye nada menos que cinco nuevos modelos de cero emisiones.

Volvo reunió a unos 800 concesionarios de Norteamérica y Sudamérica y les comunicó que el próximo nuevo coche 100% eléctrico de la marca llegará el año que viene. No hay detalles sobre qué modelo, en concreto, pero todo apunta a que se presentará en 2023.

Galería: Volvo Concept Recharge

Todo apunta a que podría tratarse del sucesor totalmente eléctrico del actual XC90, del que se rumorea que recibirá la denominación Embla. Como nota al margen, el XC90 que se encuentra en los concesionarios podría seguir produciéndose unos cuantos años más.

Según las informaciones preliminares, publicadas por Automotive News, los cinco nuevos vehículos eléctricos de Volvo incluirán un crossover grande y otro pequeño, un sedán y dos modelos deportivos de aspecto wagon (familiar).

Volvo Concept Recharge

Las personas que asistieron a la reunión dijeron a la publicación que el fabricante de automóviles describe estos dos familiares como "activity vehicles". Además, se lanzarán dos nuevos híbridos enchufables, básicamente versiones rediseñadas de los S90 y XC90 PHEV.

Volvo Concept Recharge

Por lo que hemos podido saber, los primeros comentarios de los concesionarios han sido, al parecer, muy positivos. Un vendedor de la marca sueca dijo a Automotive News que Volvo está "clavando" la combinación de productos y que "es uno de los fabricantes más interesantes".

En apoyo de su estrategia de electrificación, el fabricante de automóviles también dijo a sus vendedores que comenzará a ensamblar más coches en su planta estadounidense de Ridgeville, aumentando la plantilla actual para hacer frente a ese incremento de la producción.

Volvo Concept Recharge

En este sentido, las primeras informaciones, aún no confirmadas, también afirman que Volvo está trabajando en una versión 100% eléctrica del XC60 y en un SUV ligeramente más grande con la denominación interna V546, situado entre el XC60 y el XC90.

Además, se desarrollará otro vehículo eléctrico que se situará por debajo del XC40 en el catálogo de producto del fabricante nórdico, que podría ir enfocado al segmento de los SUV urbanos de menor tamaño.

Fuente: Automotive News