En los últimos tiempos, el concepto de restomod se ha puesto realmente de moda, gracias a firmas como Singer Vehicle Design y sus espectaculares Porsche 911 Reimagined, pero lo cierto es que hay decenas de compañías con proyectos de lo más atractivos e interesantes.

La empresa británica Kingsley Cars, especializada en modelos Range Rover, acaba de presentar su último restomod, que es precisamente un Range Rover clásico, aunque puesto al día y cargado de tecnología moderna. De hecho, la firma destaca que ahora es apto para la zona de bajas emisiones del centro de Londres (ULEZ o Ultra Low Emission Zone).

Galería: Kingsley Cars Range Rover Classic

El modelo, denominado ULEZ Reborn Range Rover Classic, sigue siendo un precioso todoterreno clásico, pero sus entrañas son totalmente actuales. Los vehículos originales son totalmente desmontados y reconstruidos, con nuevas soldaduras y todo tipo de tratamientos para mantener la carrocería libre de óxido y corrosión.

Bajo el capó encontramos un moderno 4,0 litros V8 de inyección, con unos modestos 223 CV de potencia, aunque también se ofrece un bloque 4,6 litros que alcanza los 274 CV. En ambos casos se combinan con una transmisión ZF automática de cuatro velocidades y con una caja de transferencia Borg Warner reconstruida. 

Kingsley Cars Range Rover Classic
Kingsley Cars Range Rover Classic
Kingsley Cars Range Rover Classic

Kingsley no ha ofrecido detalles sobre el consumo o las emisiones del modelo, pero cabe indicar que para entrar en la zona ULEZ de la capital británica hace falta que el vehículo cumpla con la normativa Euro 4 de emisiones.

Por fuera, se mantiene el aspecto de Range Rover clásico, pero por dentro la cosa es diferente. Ahora incluye nuevos materiales y tecnología de última hornada, como sensores de aparcamiento, cámara de marcha atrás, cargador inalámbrico para teléfonos móviles o integración Apple CarPlay disponible para el sistema multimedia.

Kingsley Cars Range Rover Classic
Kingsley Cars Range Rover Classic
Kingsley Cars Range Rover Classic

El modelo también cuenta con asientos calefactados o elevalunas eléctricos, y se ofrecen elementos como una dirección de asistencia eléctrica, faros LED, un equipo de frenos más generoso o una suspensión con componentes especializados, que no se ha detallado.

Como puedes imaginarte, este restomod no es precisamente barato. El Kingsley Cars ULEZ Reborn Range Rover Classic arranca en 125.000 euros, es decir, cerca de un Range Rover de nueva generación, que en España parte de 143.300 euros. La compañía, eso sí, tarda entre seis y ocho meses en construir uno de estos restomod.