Ver un modelo clásico de Porsche rodar siempre es de buen gusto para cualquier amante del motor, más aún si se trata de un coche de competición, dos veces vencedor en las 24 Horas de Le Mans, una de las pruebas más legendarias de la historia.

El Porsche 962 C se alzó con la victoria en la mítica cita francesa en 1986 y 1987, con un dominio absoluto. En aquellas ocasiones, el automóvil germano aventajó, respectivamente, en 8 y 20 vueltas al segundo clasificado, otro Porsche 962 C para mayor casualidad.

Galería: Accidente del Porsche 962C en Spa-Francorchamps

Este vehículo estuvo recientemente haciendo rugir su motor de seis cilindros biturbo en el trazado de Spa-Francorchamps, pero el piloto aplicó demasiada fuerza en el acelerador a la salida de la última chicane, la conocida como 'Parada del Autobús', perdió la trasera del coche y se estrelló contra el muro.

El Porsche 962 C en cuestión fue construido en colaboración con el mecánico Günter Thiele. Todas las piezas se recogieron, pero tras este incidente, pasará por una larga reparación.

Porsche 962C en Spa-Francorchamps

El choque hizo que la parte frontal quedara bastante perjudicada, a pesar de que las protecciones cumplieron con su misión de amortiguar el golpe. El vídeo de Auto Addiction fue grabado en el trazado belga, aunque se desconoce la fecha o el evento en el que sucedió tal desastre.

Porsche 962C en Spa-Francorchamps

Si ver cómo un clásico de Porsche se queda hecho trizas es poco, el sonido tampoco gustará a los entusiastas. Incluso las puertas quedaron arrancadas. La buena noticia es que el piloto salió indemne del accidente y se le puede ver ayudando en las labores de limpieza de la pista.

Porsche 962C en Spa-Francorchamps

Tras el choque, una grúa recogió al malogrado Porsche 962 C para llevarlo de vuelta al garaje. Algunos curiosos se acercaron al destrozado automóvil en el 'paddock'. Este percance resulta algo extraño, pues el Porsche circulaba a una velocidad relativamente baja.

Porsche 962C en Spa-Francorchamps

Arreglar este ejemplar puede salir muy caro, y es que el valor del coche ronda el millón de euros, pero en cualquier caso estamos seguros de que lo repararán. Se trata de un automóvil bastante exclusivo, ya que apenas se construyeron 91 unidades entre 1984 y 1991.

Porsche 962C en Spa-Francorchamps

Fuente: canal de YouTube de Auto Addiction