En un nuevo 'capítulo' de coches chinos que nos han dejado boquiabiertos (para bien o para mal), te mostramos una copia del flamante Bugatti Vision Gran Turismo, un concept que se mostró en el salón de Fráncfort de 2015 y que supuso el germen del Chiron

Ya sabes que los chinos se atreven con los retos más complicados, hasta el punto de que para confeccionar esta réplica emplearon herramientas tradicionales y un ensamblaje manual, tal y como puedes comprobar en el vídeo adjunto de Supercar Blondie. 

El trabajo duró cuatro meses y no sabemos si algún operario sufrió un accidente, porque trabajaron sin ningún tipo de protección frente a chispazos o caída de piezas. Si hubiese ido un especialista en riesgos laborales a ese taller, se hubiera desmayado al instante...

Galería: Bugatti Vision Gran Turismo

Lógicamente, este Bugatti Vision 'Glan Tulismo' (permitidme la broma o si no reventaba) no disfruta del motor 8.0 W16 con cuatro turbos y 1.500 CV de la marca francesa, pero se dice que emplea un bloque V8. 

Lamentablemente, no sabemos qué ha sido de él. Lo normal es que los creadores lo pusieran a la venta para algún cliente extravagante, que siempre los hay, y más aún en China. Cabe recordar que algunos de los Vision Gran Turismo originales (en total se fabricaron seis unidades) se comercializaron por cinco millones de dólares.  

Uno de los clientes fue el príncipe saudí, Badr Bin Saud, tal y como supimos a finales de 2017. También se divulgó que un multimillonario de Estados Unidos, cuya identidad se desconoce, reservó otro ejemplar.

En fin, si tienes tres minutos libres te invito a que veas el vídeo adjunto porque de veras no tiene desperdicio, ya que se puede observar la evolución del proyecto chino, partiendo desde cero hasta lograr finalizar el coche.

La verdad es que, en cuestión de paciencia, dedicación y habilidad, los chinos tienen pocos rivales en todo el mundo... aunque la calidad final no sea precisamente muy elevada.