Porsche sigue avanzando en términos de innovación, en múltiples frentes. Y, ahora que ya se ha convertido en un referente en el mundo de los coches eléctricos, con el Taycan, da un paso más en el mundo del combustible prácticamente neutro en CO2 (o e-fuel).

Así, nace el proyecto Haru Oni, una colaboración entre Porsche, Siemens Energy y otras multinacionales, que cuenta con el respaldo del Ministerio Federal Alemán de Economía y cuyo objetivo es producir este nuevo combustible, en la primera planta comercial de este tipo.

Un e-fuel o combustible sintético que, por cierto, se utilizará en competición a partir de 2022 y del que ya están en marcha los preparativos para la futura fase de comercialización.

Galería: Prueba Porsche Taycan Turbo 2021

La planta se encuentra en Punta Arenas, en la Patagonia chilena, y el anuncio de la construcción de la fábrica ha contado con la presencia del ministro de Energía de Chile, Juan Carlos Jobet. En este sentido, la empresa chilena que participa en el proyecto, HIF (Highly Innovative Fuels), ya tiene los permisos medioambientales necesarios para la puesta en marcha del proyecto.

Según las primeras previsiones, ya de cara al año 2022, se prevé que la factoría produzca unos 130.000 litros de este combustible. Más adelante, se estima que se alcancen los 55 millones de litros en 2024, para seguir creciendo hasta los 550 millones de litros anuales, en 2026.

En términos prácticos, el nuevo combustible que se producirá en Chile se empleará en competición. Para ser más exactos, en los coches que compiten en la copa monomarca Porsche Mobil 1 Supercup, a partir de la temporada 2022.

Pero atención, que también es una buena noticia para los modelos clásicos de la marca, que podrán beneficiarse del nuevo combustible del proyecto Haru Oni, que emplea el viento de la provincia chilena de Magallanes para producir combustible sintético a partir de energía eólica de bajo coste.

"Aproximadamente el 70 por ciento de los Porsche fabricados hasta la fecha todavía siguen circulando. Los combustibles renovables, cuyas primeras pruebas están siendo muy exitosas, permitirán reducir las emisiones de CO2 en los motores de combustión hasta en un 90 por ciento", ha afirmado Michael Steiner, miembro del Consejo de Dirección de Porsche AG.