De vez en cuando, en la redacción de Motor1.com España nos gusta rememorar historias divertidas que se mantienen en nuestra memoria. Una de ellas trataba sobre un DeLorean DMC-12, el coche de la saga 'Regreso al Futuro', que estaba a la venta ¡en una tienda de segunda mano!

Sí, este coche se podía comprar junto a ropa y otros objetos usados. Se encontraba en Estonia, más concretamente en Kuressaare, la capital de Saaremaa, la isla más grande del país báltico. La tienda se llama Insect y la verdad es que apetece viajar allí solo por saber qué fue del vehículo...

Galería: DeLorean DMC-12, a la venta en Estonia

Lamentablemente, no conocemos su paradero actual, pero sí vimos que su estado de conservación parecía excelente, tal y como nos mostraban las fotos. Por ese motivo, no nos extrañó que se pidieran casi 55.000 euros por él.

Lógicamente, teniendo en cuenta su valor, el DeLorean estaba separado del resto de artículos de la tienda y se encontraba muy cerca del mostrador, quizá para dar las máximas facilidades a la hora de pagarlo...  

Galería: DeLorean de cuatro plazas

El coche lucía el volante a la izquierda y, teniendo en cuenta lo difícil que es encontrar un DMC-12 en Europa, y sobre todo uno en buen estado, no nos extrañaría que volase de la exposición y que el nuevo propietario no fuese un estonio. 

En cambio, en Estados Unidos no resulta tan complicado comprar uno. Es más, hay empresas especializadas en restaurar cualquier ejemplar. En páginas web de compraventa, puedes encontrar unidades de entre 20.000 y 99.000 dólares (entre 16.700 y 83.000 euros al cambio), según el estado y el kilometraje.

Cabe recordar que el DeLorean DMC-12 fue un fiasco absoluto a comienzos de los años 80, pero el hecho de convertirse en protagonista de la saga 'Regreso al Futuro', a partir de 1985, le convirtió en un vehículo codiciado por muchos fans, a pesar de que tan solo desarrollaba 130 CV.

En esta web, te hemos hablado de unidades curiosas, incluidas una de cuatro plazas (tienes una galería de fotos más arriba) y otra bañada en oro de 24 quilates. ¡Cuánto juego puede dar este coche!