Desde luego, hubiera aportado un toque futurista a la era dorada del Mundial de Rallies, la del ya legendario Grupo B.

A comienzos de los años 80, el Delorean DMC-12 era un coche vanguardista en muchos aspectos, desde su carrocería de acero inoxidable a sus inconfundibles puertas de alas de gaviota, pasando por el hecho de que el propio Giorgetto Giugiaro fuera su diseñador.

Más allá de todo esto, la realidad era la que era: por muy espectacular y curioso que resultara este coupé, sus prestaciones estaban muy lejos de ser las propias de un coche deportivo... por decirlo suavemente.

Y aunque al final acabó convirtiéndose en un icono de la cultura moderna, por su aparición en la saga de películas de Regreso al futuro, lo cierto es que su historia podría haber cambiado, si se hubiera conseguido mejorar su mecánica, acercándose a los Porsche y Ferrari del momento.

Galería: Delorean Grupo B de rallies

Una hipótesis que se refuerza con las imágenes que puedes ver en la galería de fotos. En ellas, se observa el llamativo trabajo del estudio Abimelec Design, conocido por sus siempre geniales diseños de coches clásicos y modernos de distinto tipo y condición.

En este caso, creando un hipotético DeLorean DMC-12 para competir en el Mundial de Rallyes, equipado con su motor turbo experimental. Pero no en una época cualquiera del certamen, sino en la auténtica era dorada: la de los coches del Grupo B.

Porque sí, hubo un intento por parte de John DeLorean para conseguir un motor turbo para su coche. De hecho, la compañía se puso en contacto con la neoyorquina Legend Industries para lograr una unidad de potencia más avanzada que la del propio Porsche 930 Turbo del momento.

Legend Industries trabajó con un bloque V6 de 2,9 litros, dotado de dos turbos, que permitiría al coche acelerar de 0 a 100 en 5,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 240 CV. Incluso, apareció la idea de un propulsor con un único turbo, que nunca llegó a existir como tal.

DeLorean confiaba en esa mecánica biturbo, encargó varias miles de unidades y su plan era ofrecerlo en la gama, de cara a 1984. Desgraciadamente, eso nunca llegó a suceder, ya que DeLorean cayó en la bancarrota... arrastrando con ella a Legend Industries.

Fuente: Abimelec Design, vía Motor1.com Global

Galería: DeLorean DMC-12 1981