Hace cosa de un año y medio, te contábamos una curiosa noticia que todavía no se nos ha terminado de ir de la cabeza. De repente, asistimos al hallazgo de un garaje que estaba lleno de DeLorean DMC-12 apilados.

A fin de cuentas, si hoy en día ver un clásico como el DeLorean es algo ya de por sí superlativo, asistir a tal espectáculo, con al menos 17 unidades guardadas, es algo totalmente fuera de lo común.

Y la verdad, nuestra curiosidad ante el asunto no paró y paró de crecer. ¿Estaban abandonados? ¿Se podrían comprar? ¿Nadie los quería? El caso es que no sabíamos qué demonios hacían ahí olvidados.

Galería: DeLorean DMC-12 1981

Pues nada de eso, simplemente, estaban tratando de ponerse a salvo de una de las peores cosas a las que puede enfrentarse un coche, en cualquier parte del mundo: un fenómeno meteorológico tan extremo como un huracán.

De hecho, seguro que el nombre del huracán Dorian, que causó grandes daños y un buen puñado de tragedias en Estados Unidos, el Caribe, Canadá y Bahamas, todavía te resulta familiar.

Pues bien, el asunto es que, para proteger los coches, DeLorean Motor Company of Florida, una empresa especializada en la restauración de este modelo, decidió guardarlos a cal y canto, a salvo de lo que pudiera pasar. De ahí que se aprovechara el espacio al máximo.

DeLorean apilados para salvarse del huracán Dorian

Ubicada en Orlando, gracias al aviso de la llegada del huracán, hubo tiempo para prepararse de la mejor manera posible, como queda demostrado con este curioso caso de los DMC-12

De hecho, que es una empresa de restauración y preparación se puede ver, claramente, en el distinto estado de conservación de cada uno de los coches 'refugiados' a cubierto.

Así las cosas, casi un año y medio después de la curiosa instantánea, imaginamos que todos y cada uno de los DeLorean estarán en manos de sus dueños, que a buen seguro se encontrarán disfrutando de ellos.