Hemos escuchado innumerables historias sobre gente que encuentra cosas muy interesantes en tiendas de segunda mano. Por ejemplo, una copia firmada de un libro de Hemingway o una cartera con libras esterlinas. Pero el hallazgo que hemos descubierto en Estonia no puede ser más llamativo.

Se trata de todo un DeLorean DMC-12, con volante a la izquierda y un aspecto bastante bueno, listo para regresar al futuro. ¿Cuál sería la reacción de Michael J. Fox si leyese esta noticia? De sorpresa, seguro, aunque quizá se pondría triste por ver a su máquina del tiempo entre objetos de segunda mano y ropa usada. 

Galería: DeLorean DMC-12, a la venta en Estonia

Esta tienda de segunda mano, denominada Insect, está situada en Kuressaare, la capital de Saaremaa, la isla más grande de Estonia. El coche, descubierto por la web Geenius, está situado en la parte trasera de la exposición, cerca del mostrador, aislado como una pieza de museo.

Como comentábamos antes, la 'salud' del vehículo parece excelente, a la vista de las fotos, aunque desconocemos si el motor también se encuentra en un buen estado. Todo apunta a que sí, ya que se piden casi 55.000 euros por este ejemplar. Desde luego, no es una cantidad de dinero con la que uno acude a un 'mercadillo' de este tipo... 

Galería: DeLorean DMC-12 casi nuevos

Veremos cuál es el destino de este vehículo, pero lo cierto es que en Europa no es fácil encontrar unidades del DMC-12. En cambio, en Estados Unidos, no resulta tan difícil adquirir uno. De hecho, DMC vende ejemplares restaurados, algunos de ellos con muy bajo kilometraje. Eso sí, para saber precios, hay que ponerse directamente en contacto con la compañía.

Otros vendedores de coches usados que hemos encontrado en Internet tasan el DMC-12 en un coste máximo de 99.000 dólares (83.000 euros), aunque también los hay por menos de 20.000 (16.700), según el estado y los kilómetros.

No te pierdas estas noticias que tienes arriba, protagonizadas por el DeLorean. La mayoría hablan sobre hallazgos imprevistos e incluso puedes ver una recreación del modelo en pleno siglo XXI. También tienes que ver las galerías de fotos con curiosas unidades, una de cuatro plazas y otra de un ejemplar bañado en oro de 24 quilates. 

Galería: DeLorean de cuatro plazas

El caso del DMC-12 es realmente curioso, pues pasó sin pena ni gloria por los mercados entre 1981 y 1983, hasta que irrumpió en la película 'Regreso al Futuro' en 1985, convirtiéndose en todo un icono automovilístico. No creas que es un coche potente, pues se conforma con los 130 CV que se extraen de un motor 2.9 V6. 

Galería: DeLorean DMC-12 de oro, en eBay