El Tesla Model S Plaid es el nuevo coche eléctrico en pisar con fuerza el mercado, además de ser el vehículo eléctrico de producción más rápido jamás creado. El cohete estadounidense puede alcanzar los 100 km/h en poco más de 2,0 segundos, incluso menos si las condiciones son las óptimas.

Por otro lado, tenemos el Porsche Taycan Turbo S, la versión más poderosa del primer coche eléctrico de la marca de Zaffenhausen. Los germanos prometen haber creado un deportivo con la esencia de más de nueve décadas de historia intacta, a pesar del lastre que causa el peso de la batería.

Galería: Porsche Taycan Turbo S 2021

No es un secreto que el modelo de Tesla es más rápido en aceleración, y que si se baten en el cuarto de milla no habría color. No obstante, otros defienden que la maniobrabilidad del modelo estadounidense es escasa y que no tiene nada que hacer frente a un coche de las características del Taycan Turbo S. Por ello, surge la pregunta de qué pasaría si los retamos en un circuito.

El canal de YouTube de Chillin with Chet buscó la respuesta y se puso a los mandos de los dos deportivos eléctricos en el autódromo Apex Motorclub de Maricopa (Arizona).

El Tesla Model S Plaid entrega un total de 1.020 CV de potencia a través de tres motores eléctricos, que se reparten entre ambos ejes, ofreciendo tracción total. Ese caballaje se utiliza para mover los 2.162 kilos que el coche marca en la báscula, aunque es capaz de realizar viajes de hasta 637 kilómetros con su autonomía.

Tesla Model S Plaid 2021

En cuanto al Porsche Taycan Turbo S, es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en solo 2,8 segundos, además de alcanzar los 260 km/h de velocidad punta. Esto se logra gracias a sendos motores síncrono de imanes permanentes, en el eje delantero y trasero, que proporcionan 761 CV de potencia máxima y una autonomía de hasta 484 kilómetros.

Porsche Taycan Turbo S 2021

'El tío Chet', como suele ser llamado, probó los dos vehículos tratando de llegar a una conclusión. El modelo de la firma de Elon Musk sorprendió a todos los allí presentes, ya que el peso podía ser un lastre demasiado grande, pero el Model S Plaid se desenvolvió bastante bien. El único punto negativo fue la frenada, y es que no es nada fácil parar más de dos toneladas de coche.

El Porsche partió en desventaja, pues sus neumáticos tenían más de 24.000 kilómetros y, quizá, esa fue la diferencia para que el Tesla le superara en más de 2,0 segundos en una vuelta rápida al trazado de Arizona.

Tesla Model S Plaid, fotos espía

Con esta prueba se puede llegar a la conclusión de que el Model S Plaid es más rápido en aceleración y en algunos circuitos, pero que el Taycan Turbo S es superior en manejo y frenada. Es imposible dar un vencedor claro, pues la elección del deportivo eléctrico se hará según los gustos, y lo único seguro es que se puede disfrutar con los dos.

Fuente: Chillin with Chet