A mediados de julio, Audi anticipó tres prototipos Sphere, pero sin apenas darnos detalles de ellos. Hoy te podemos mostrar el primero, denominado Skysphere, un roadster eléctrico de grandes proporciones. 

El coche combina detalles cercanos a la producción en serie, como el habitáculo o el propulsor, con cualidades del futuro, como la distancia entre ejes variable. De hecho, en función de los dos programas de conducción, la batalla se modifica en nada menos que 25 centímetros.

Así, con el modo Sport activado, el coche mide 4,94 metros de longitud y dispone de ruedas traseras directrices. En cambio, con la opción Grand Touring, el Skysphere llega hasta los 5,19 metros de largo y alcanza el nivel 4 de conducción autónoma. Es más, los pedales y el volante se retraen y el salpicadero se aleja de los dos ocupantes.  

Galería: Audi Skysphere concept 2021

El coche también se puede mover y aparcar a distancia y dispone de una suspensión neumática, con el fin de adaptarse perfectamente a todo tipo de usos. Como suele decirse, en el Skysphere se consiguen dos vehículos en uno. 

En cuanto al propulsor, está situado en el tren trasero y desarrolla nada menos que 632 CV (465 kW), una potencia suficiente para que el prototipo, que declara 1.800 kilos de peso, logre una aceleración de 0 a 100 km/h en aproximadamente 4,0 segundos. 

Este motor de 750 Nm de par máximo se alimenta a través de una batería de 80 kWh de capacidad, que proporciona una autonomía superior a los 500 kilómetros en ciclo WLTP, al menos con el programa Grand Touring. La distribución del peso es del 40/60, con ligera predominancia para el tren trasero.

Audi Skysphere concept 2021
Audi Skysphere concept 2021
Audi Skysphere concept 2021

El Audi Skysphere concept dispone de dos puertas 'suicidas' que se abren hacia atrás. En la parte trasera, hay una cubierta de cristal; debajo, se muestra un maletero en el que se supone que caben dos bolsas de golf.

En el habitáculo, hay una enorme pantalla táctil de más de 1,40 metros de ancho y 18 centímetros de alto que, en el programa Grand Touring, puede emplearse para realizar videoconferencias, navegar por Internet o ver una película.