¿Se ofrecerá también en Europa?

El Lexus RX recibió una sutil actualización en 2019 que, como principal novedad, obtenía una versión de batalla alargada, que incluye el apellido 'L' y ofrece siete plazas. Ahora, este SUV vuelve a ser noticia por la serie especial Black Line, destinada inicialmente para Estados Unidos.

Si te suena ese nombre es normal, porque la marca japonesa ya lo ha empleado para otras ediciones limitadas en el ES, el UX y el RC. Como en estos modelos, el todocamino grande se beneficia de diversas mejoras visuales, confeccionadas a partir de los comentarios de los clientes.

Galería: Lexus RX L Black Line 2021

Basado en el paquete Premium, esta opción Black Line puede escogerse con los colores Gris Cloudburst, de serie, y Blanco Perlado Eminente, opcional. Un juego específico de llantas de aleación de 20 pulgadas complementa el exterior, junto con diversos elementos en negro: parrilla, retrovisores exteriores, logotipos y parte inferior del paragolpes.

En el interior, la temática oscura continúa, pero también son reseñables las costuras azules de los asientos de cuero negro de las dos primeras filas.

Lexus RX L Black Line 2021

Igualmente, el cliente encontrará el mismo tipo de costura en la consola central, el fuelle de la palanca de cambios, el volante y la visera de la instrumentación. También forman parte del paquete las alfombrillas negras para el suelo y el maletero.

Los interesados en Estados Unidos deben saber que tan solo se fabricarán 495 ejemplares del Lexus RX L Black Line, 389 de gasolina y 106 híbridos. La variante de combustión cuesta 52.030 dólares (casi 44.000 euros), mientras que la electrificada llega a 55.290 dólares (unos 46.700 euros).

Veremos si a Europa llega también esta serie limitada. De momento, el Lexus RX se comercializa con versiones de cinco y siete plazas, que miden 4,89 y 5,00 metros de longitud, respectivamente. El sistema híbrido, que garantiza la etiqueta Eco, ofrece 313 CV de potencia combinada y un consumo homologado que oscila entre los 7,6 y los 8,1 litros cada 100 kilómetros.

Según el configurador oficial de la marca, el todocamino japonés tiene un precio base de 77.900 euros, que son 81.100 euros en el caso de la versión de siete plazas. Un gran rival para los Audi Q7, BMW X5, Mercedes-Benz GLE y Volvo XC90.