El último Lotus de combustión tiene un aspecto sensacional.

Como bien sabes, el nuevo Lotus Emira representa el último coche de combustión interna de la histórica marca británica. En principio, el deportivo llegará en la primavera de 2022, pero ya se ha podido ver en directo, gracias a su participación en el Goodwood Festival of Speed.

Allí, por supuesto, subió a la mítica colina y lo hizo con Jenson Button a los mandos y el 'youtuber' Shmee150 en el asiento del pasajero. En el vídeo adjunto podrás vivir la experiencia de ambos en la cita inglesa.

El Emira sustituye tanto al Elise como al Exige y al Evora y dispondrá de dos motores distintos. Por un lado, se encuentra el conocido bloque V6 de origen Toyota, sobrealimentado por un compresor volumétrico, con 400 CV, y por otro, una mecánica turboalimentada de 2,0 litros y cuatro cilindros, procedente de Mercedes-AMG, con 360 CV.

El propulsor más potente se puede asociar a una caja manual o a una automática, ambas con seis velocidades, mientras que la opción tetracilíndrica trabaja exclusivamente con una transmisión de doble embrague.

Este deportivo de propulsión trasera está destinado a competir contra el Porsche 718 Cayman y el Alpine A110, y ahora promete unos acabados y una calidad similares a los de estos rivales tan destacados. 

Gracias al dinero inyectado por su empresa matriz, Geely, Lotus también está preparando su futuro eléctrico, que pasa por varios modelos, entre ellos el hiperdeportivo Evija, que declara alrededor de 2.000 CV, más incluso que el Rimac Nevera.  

Entre las primicias, también se encuentra un SUV, que rompe con la tradición de Lotus de coches sencillos y ligeros, pero que seguro supondrá un éxito y un importante aporte económico a las arcas del fabricante. 

Por suerte, la marca británica afronta los próximos años con un horizonte despejado, tanto en el plano financiero como en el de producto, y eso siempre es una gran noticia para los que amamos los coches. 

Galería: Lotus Emira