Permítenos que, de vez en cuando, echemos la imaginación a volar y tengamos el sueño de ser millonarios para comprar una furgoneta camper muy exclusiva. Y puestos a 'autoexigirnos', ¿por qué no un modelo con 10 plazas para ir con la familia (incluidos abuelos, por ejemplo) o los amigos?

La compañía alemana Loef ofrece un vehículo con todas estas cualidades, de ahí que su tarifa sea realmente elevada. Pero de eso hablaremos al final. Ahora, no me puedo resistir a pensar en la barbacoa o el minibar con los que cuenta esta preparación.

Galería: Loef Camper Van

Para confeccionarlo, Loef toma una furgoneta MAN TGE, que mide nada menos que 7,39 metros de longitud y ofrece una destacada altura de 2,84 metros. Desde luego, con ella los viajes serán un puro placer... siempre que no nos atrevamos a circular por zonas estrechas o bajas.

Para que te hagas una idea de su exclusividad, hay dos comedores. El primero, ubicado detrás de las plazas traseras, está formado por una mesa de altura ajustable y tres asientos (más los dos delanteros del conductor y el acompañante, que pueden girar 180º). A la hora de dormir, esta zona puede transformarse en una cama de 175 x 120 centímetros, ideal para dos niños. 

Loef Camper Furgoneta
Loef Camper Furgoneta

El segundo comedor, situado en la parte trasera de la TGE, también ofrece una mesa y varios sofás, e igualmente puede convertirse en una cama, aunque de mayores dimensiones (195 x 175 centímetros). 

En cuanto a la cocina, dispone de nada menos que cuatro fuegos y un horno, además de la barbacoa antes mencionada, que se esconde en un módulo extraíble, para cocinar al aire libre y disfrutar del buen clima en días primaverales o en noches veraniegas.

Loef Camper Furgoneta
Loef Camper Furgoneta

La MANG TGE de Loef también integra un fregadero de acero en color negro mate, una nevera con congelador (una barbacoa sin una cerveza fría no es una barbacoa), varios armarios y un baño 'humedo' con un retrete de tipo casette y una ducha. 

Como puedes ver en las fotos, tanto el diseño interior como los materiales confieren un aspecto muy lujoso al vehículo, de ahí que, en el mercado alemán, cueste entre 110.000 y 125.000 euros. Nosotros no nos lo podemos permitir, pero nos queda soñar...

Fuente: New Atlas