El fabricante bávaro BMW anunció allá por el mes de septiembre de 2019, hace ya casi dos años, su intención de llevar a producción un vehículo propulsado por hidrógeno, y fue entonces cuando vimos las primeras imágenes del llamado BMW i Hydrogen NEXT.

Este modelo, que en esencia es un BMW X5 convertido a hidrógeno, por entonces estaba en una fase muy temprana de su desarrollo, pero ahora se encuentra muy cerca de producción. De hecho, ya tenemos imágenes del modelo circulando en carretera abierta.

Según BMW, actualmente una flota de estos X5 de hidrógeno, muy cercanos al modelo definitivo, se va a embarcar en sus primeras pruebas y evaluaciones en carretera, en concreto en vías públicas de toda Europa.

Galería: BMW i Hydrogen NEXT

Los ingenieros y pilotos de pruebas de la compañía alemana estudiarán el rendimiento del sistema de propulsión de pila de combustible, pero también pondrán a punto el chasis del modelo o los sistemas electrónicos del mismo.

En principio, BMW planea una pequeña producción en serie de este i Hydrogen NEXT para finales del próximo año 2022, aunque desconocemos cuál será el nombre definitivo del modelo.

El sistema de propulsión de este X5 estará basado en el motor eléctrico del BMW iX3, aunque con una potencia ligeramente superior, de 275 kW, equivalente a 374 CV, y a la par con el X5 más potente de la gama, con motor turbo de seis cilindros.

BMW i Hydrogen NEXT

En cualquier caso, no parece que BMW vaya a apostar decididamente por esta tecnología por sí misma, sino más bien como un complemento a motores de combustión o a sistemas de otro tipo, como híbridos enchufables.

"La tecnología de pila de combustible de hidrógeno puede ser una opción atractiva para sistemas de propulsión sostenibles, especialmente en segmentos superiores. Por esto mismo, las pruebas en carretera de vehículos casi de serie con pilas de combustible son un hito importante en nuestros esfuerzos de investigación y desarrollo", ha declarado Frank Weber, responsable de desarrollo del Consejo Administrativo de BMW.