En total, 25.000 modelos tienen que acudir a los talleres por un problema relacionado con el cierre del capó.

Nuestros compañeros de Motor1.com Francia han dado una noticia importante para los dueños de los nuevos Dacia Sandero y Logan, pues 25.000 ejemplares de estos dos modelos están llamados a revisión. 

A pesar de ser coches técnicamente sencillos, no se han librado de un defecto de diseño que, en el peor de los casos, puede suponer un grave peligro de seguridad para el conductor y los ocupantes.

Galería: Primera prueba Dacia Sandero Stepway

El problema en cuestión está en el capó, ya que una grieta puede dañar el soporte de bloqueo y, por tanto, provocar la apertura del capó durante la conducción, como ha explicado Martin Zimmermann, responsable de Comunicación de Renault en Alemania.

"Si el soporte de bloqueo se agrieta, en los casos más extremos, no se descarta que el capó se abra durante la conducción", ha afirmado Zimmermann. La retirada comenzó a mediados de mayo para los modelos con el nombre de código interno 0DLP.

Dacia Logan 2021

Para solucionar este tema, Dacia contactará con los clientes afectados para que acudan a un concesionario oficial. Si se detecta el defecto, la reparación será totalmente gratuita y durará aproximadamente unas cuatro horas.  

La marca rumana ha especificado que los modelos que han de ser revisados fueron fabricados entre el 2 de septiembre de 2020 y el 15 de enero de 2021. Si tienes dudas al respecto y no recibes ninguna comunicación, lo mejor es que vayas a un concesionario para que te informen y asesoren. 

El nuevo Sandero sigue siendo uno de los vehículos más vendidos en nuestro país, mientras que la tercera generación del Logan acaba de estrenarse en España. Ambos modelos destacan por su bajo precio y su estética más moderna.

Ojalá que los clientes afectados reciban una solución rápida y sin quebraderos de cabeza para este problema, ya que se puede originar un accidente muy grave con el capó levantado.

Fuente: Motor1.com Francia