La filial de Skoda en Gran Bretaña ofrecerá la versión campera (Scout) de su Octavia Combi de última generación a los servicios de emergencia, según ha anunciado la compañía. El Scout, que ha tenido un gran éxito entre los servicios de ambulancia como vehículo de respuesta rápida de emergencias, no es tan demandado entre los clientes privados.

Por este motivo, Skoda afirma que solo comercializará el Octavia Scout a los diferentes servicios de emergencia del país británico, como policía y bomberos. La marca checa incluso venderá a sus clientes una conversión completa, en la que el vehículo se entrega totalmente adaptado para sus nuevas funciones.

Galería: Skoda Octavia Scout ambulancia británica

Exteriormente, el Scout se distingue de los demás Octavia por sus elementos de protección en plástico negro, presentes en la carrocería, y por la altura de la carrocería, que se separa del suelo 15 milímetros más que un Octavia Combi de serie.

Esto le confiere al coche una altura libre al suelo total de 161 milímetros, mientras que gracias al paquete 'Rough Road', le proporciona protección en la parte inferior del chasis y los amortiguadores, así como una puesta a punto específica para el vehículo sea más maniobrable alejado del asfalto.

En el interior, el Scout cuenta con una tapicería negra 'thermoflux' con costuras marrones, mientras que el salpicadero de serie del Octavia está equipado con el cuadro de instrumentos digital Virtual Cockpit con un tamaño 10,25 pulgadas y el sistema de infoentretenimiento con pantalla táctil de 10,0 pulgadas.

El vehículo también equipa los protocolos Apple CarPlay y Android Auto, lo que permite al conductor acceder a las aplicaciones del smartphone en la pantalla con total comodidad y de una forma muy intuitiva.

Skoda Octavia Scout ambulancia británica

Más específico para el Scout es el modo de conducción Off-Road, que ajusta la configuración del control de estabilidad y de tracción para adaptarse a la conducción fuera de la carretera. El sistema modula la entrega de potencia y actúa sobre la caja de cambios automática, mientras que también controla el asistente de descenso de pendientes, que mantiene el vehículo a una velocidad determinada en bajadas pronunciadas y resbaladizas.

Aparte de lo anterior, el Scout cuenta con todas las ventajas habituales del Octavia Combi, incluido el enorme maletero de 640 litros, que será muy útil para los servicios de emergencias. El coche también viene con climatizador bizona, sensores de aparcamiento delanteros y traseros y sistemas de seguridad como el control de velocidad de crucero adaptativo y el asistente de mantenimiento de carril.

Galería: Skoda Octavia Scout 2020

El Octavia Scout se ofrecerá con dos motores turbodiesel, ambos con caja de cambios automática de doble embrague DSG y tracción a las cuatro ruedas. Los dos propulsores TDI tienen 2,0 litros de cilindrada y ofrecen 150 y 200 CV.

Por último, Skoda ofrece el Scout con su programa 'One-Stop Shop', que permite a la empresa proporcionar vehículos totalmente transformados para adaptarse a requisitos específicos. También significa que el cliente se beneficia de la conversión, la reparación de las averías, el servicio y el mantenimiento en un mismo paquete.