Con la retirada de este modelo, fabricado en España, Ford se marcha del segmento de las berlinas, potenciando los SUV y crossovers.

De un tiempo a esta parte, son muchas las berlinas medias que nos han abandonado: Honda Accord, Toyota Avensis, Citroën C5 (parece que volverá, con otro formato), SEAT Exeo... y hasta el Volkswagen Passat, un auténtico referente en el segmento, parece haber estado en peligro.

Por eso, no nos extraña lo más mínimo el anuncio de Ford, de dejar de fabricar el Mondeo en la planta de Almussafes (Valencia, España), a partir del próximo mes de marzo de 2022. De esta forma, sigue los pasos de su 'hermano' americano, el Fusion, que desapareció el año pasado.

Una decisión que, obviamente, se toma siguiendo la evolución de un mercado en el que los SUV y crossovers, de todo tipo y condición, están convirtiéndose en una auténtica plaga bíblica, en la que sedanes y familiares son los grandes olvidados.

Galería: Ford Mondeo 2019 restyling

"El segmento de mercado en el que compite el Mondeo ha ido disminuyendo durante años y se ha reducido en un 80% desde el año 2000", ha afirmado una fuente de Ford a Automotive News Europe, según recogen nuestros compañeros de Motor1.com en Estados Unidos.

Lanzado en 1993 como sustituto del ya legendario Sierra, y ganador del premio al mejor Coche del Año en Europa, el Mondeo ha acumulado aproximadamente cinco millones de ventas en Europa. Y aunque es triste verlo desaparecer, era algo que se esperaba desde hace tiempo.

Una vez que el Mondeo salga de la línea de producción, ¿qué ofrecerá Ford? Pues según parece, un nuevo modelo que ya hemos visto en fotos espía, de corte familiar y cierto enfoque crossover, que podría llegar en 2021 y que aún no sabemos si mantendrá la denominación Mondeo o si optará por un nuevo nombre.

En cualquier caso, centrándonos en la planta de Almussafes, seguirá produciendo dos  monovolúmenes, como son los Galaxy y S-MAX, al tiempo que ha recibido el encargo de la producción del motor híbrido 2.5 Duratec para Europa, desde finales de 2022.

Del mismo modo, también se impulsará el ensamblaje de baterías para coches eléctricos, un aspecto estratégico, ya que la intención de la marca será vender solo turismos eléctricos, de cara a 2030. Los comerciales sí seguirán apostando por propulsores de combustión, pero en formato híbrido enchufable y conviviendo en la gama con opciones 100% eléctricas.

Fuente: Automotive News Europe, vía Motor1.com Global