Suponen un ahorro económico, en términos de equipamiento opcional.

La gama completa de los Audi Q7 y Q8 reciben las nuevas ediciones especiales plus, sobre los acabados S line y Black line. Esta novedad supone un gran ahorro económico respecto a adquirir el equipamiento opcional incluido de forma individual. 

Así, el S line plus, por 5.500 euros extra, incorpora faros Matrix LED, asientos delanteros con regulación eléctrica y memoria, techo panorámico y retrovisores abatibles eléctricamente, además de los paquetes City y de Aparcamiento Asistido.

El primer pack viene con el Audi pre sense 360º, la alerta por cambio involuntario de carril, el detector del ángulo muerto o el asistente de tráfico cruzado trasero, entre otras ayudas. Por su parte, el segundo pack consta de las cámaras de visión periférica y del aparcamiento asistido.

Galería: Audi Q7 2020 (restyling)

En el caso del Black line plus, por 8.500 euros, se añaden los asientos deportivos S con cuero Valcona, la banqueta trasera plus, el volante calefactable y los paquetes Tour y de Luces. El primer pack integra el control de crucero adaptativo, los asistentes de esquiva y de conducción en atascos, el mantenimiento del carril...

En fin, como puedes comprobar, puedes equipar tu Audi Q7 y Q8 'hasta arriba' por un desembolso nada elevado, así que te recomendamos que lo consultes en tu concesionario a la hora de configurar el vehículo.

La gama mecánica de los dos SUV grandes de Audi consta de dos motores turbodiésel 3.0 V6 TDI, con 231 y 286 CV, más las versiones híbridas enchufables TFSIe, con 381 y 462 CV, y la opción de gasolina TFSI con 507 CV (motor 4.0 V8 biturbo) para los SQ7 y SQ8. En el caso del Q8, se comercializa otra variante de gasolina, con 340 CV.   

El actual Audi Q7 se encuentra en el restyling de su segunda generación, con el que se acerca estéticamente al Q8. En el interior, adopta el esquema de triple pantalla para la instrumentación, el sistema multimedia y la climatización.

Por su parte, el Audi Q8, más corto, más ancho y más bajo que el Q7, adopta una línea pasional, sin tener que recurrir a una notable caída del techo, tal y como sucede con sus rivales, el BMW X6 y el Mercedes-Benz GLE Coupé. Como mínimo, el espacio de carga alcanza los 605 litros, que pueden ser 680 si se desplazan hacia adelante los asientos traseros. En fin, dos alternativas sensacionales y ahora con mucho equipamiento por poco precio.